Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Quién corre un tupido velo el día de su boda?

Ansiábamos verla vestida de blanco, feliz del brazo de su prometido y ¡¡embarazada!! Pero, al ser una ceremonia íntima, nos hemos tenido que conformar con esta silueta de la actriz, de blanco y ramo de novia en mano, e imaginarnos cómo le sentaría el vestido en su avanzado estado de gestación... Nos vale mientras Drew siente de una vez la cabeza. ¡Enhorabuena por partida doble!
Drew Barrimore se ha casado este sábado. Y desde que nos enteramos, hemos ansiado ver a Drew vestida de blanco, feliz del brazo de su prometido Will Kopelman, y ¡¡embarazada!! Aunque lo intentaba ocultar con ropa ancha, hace no mucho supimos que Drew espera un hijo de Will, su novio desde hace poco más de cinco meses, para finales de verano.
Queríamos esa imagen, pero, dado que la de la actriz de 37 años y su novio marchante de arte ha sido una ceremonia íntima y privada en su finca californiana de Montecito, debemos conformarnos con esta silueta de la actriz, ramo de novia en mano. No nos queda otra que dar rienda suelta a la imaginación para hacernos una idea de cómo le quedaba el traje de novia a la actriz .
En otra ocasión, si la hubiera, que no creemos por el amor que parece profesar por su pareja, pero podría ser porque es la tercera vez que Drew Barrimore se sube al altar en los últimos años, nos gustaría que Drew luciera sin complejos traje, novio, y tripa.  Nos gustan las bodas de penalty si sirven, como dicen que servirá ésta, para que estrellas de Hollywood con un pasado turbulento y de adicción a las drogas como Drew sienten la cabeza.
Lo que sí nos han dado los "paparazzi" ha sido esta foto:  la pareja ha sido pillada in fraganti saliendo de su casa de Los Ángeles tras darse el "sí, quiero". Con esta instantánea del intenso beso de los recién casados nos quedamos.
¡Enhorabuena Drew por partida doble, y que esta vez consigas ser muy feliz!