Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Estilistas de vacaciones

Acostumbrados a verlas hechas un pincel, nos quedamos sin habla al ver a las celebrities de trapillo en su tiempo libre. Y es que cuando mandan a sus estilistas de vacaciones, las famosas parecen estar perdidas. Os enseñamos cuánto.
Hemos atravesado una época de muy poco glamour y mucho chándal. Aunque se supone que en Navidad todo son trajes de fiesta, purpurina y dorados, la realidad es que las celebrities están en sus mansiones descansando alejadas de los focos. Y, claro, mandan a sus estilistas de vacaciones quedándose ellas con el culo al aire. No es que esperemos que vayan de punta en blanco a comprar el pan, pero sí un mínimo de decencia para hacer sus recados navideños para no parecer aquella de "con mi chándal y mis tacones, arreglá pero informal".
Y comenzamos nuestro repaso a la ropa de estar por casa de las celebrities con Christina Aguilera, reina de los looks hiperproducidos para trabajar pero que en estas fiestas se ha dejado ver hecha un auténtico trapo y con unos accesorios imposibles. Incluso nos ha regalado imágenes completamente innecesarias como la de su camel toe (a la izquierda) a través de los leggings. Estando yo completamente en contra del chándal, aquí uno bien oversized nos hubiera ahorrado este horror.
Continuamos con Rihanna, que se ha ido a su Barbados natal a descansar en Navidad y se ha dejado todos los modelazos en casa. Y al peluquero, así que ha salido con el pelo mojado y con unos pantalones chinos que le ha debido dejar su primo el del pueblo. Sin embargo, días antes se atiborraba de accesorios en la playa. ¡Mujer, que se hace al revés!
Meter a Mary-Kate Olsen en una lista de peor vestidas es ya un clásico, pero es que la gemela parece no tener nunca suficiente. En sus días de asueto saca a relucir más que nunca su pasión por el estilo homeless y se pone todo lo que pilla... o que ha encontrado en la basura. A saber, jersey viejo de su padre, pantalones de chándal del cole, zapatillas de correr, abrigo del instituto y toalla a modo de bufanda. Qué más da, dirá ella, si yo voy a contracorriente total.
Otra que se ha pasado las vacaciones en remojo es Paris Hilton, y nos ha regalado algunos modelazos para olvidar. ¡Menos mal que no se pone la ropa nunca más de una vez! Sólo hay que ver lo sencilla que baja a la playa, con un extraño pareo de estampado pitón, pamela y manoletinas. Le sobra casi todo y le faltan unas chanclas. Claro que el chandalito azul puñeta con todo a juego para volver a casa tampoco tiene desperdicio...

Estamos acostumbrados a ver a Leighton Meester hecha una princesita, bien vestida de Blair Waldorf o bien presentando un premio en una gala anoche mismo. Eso sí, para viajar en avión nos sorprende con un horripilante jersey de rombos combinado con un pantalón viejo y (glups) uno de esos malditos gorros de lana que sólo se llevan cuando hace muchísimo frío o cuando no te has lavado el pelo. Está en Los Ángeles, donde es primavera todo el año, así que deduce por qué lo llevaría puesto...
Tampoco entendemos muy bien de dónde ha sacado Portia de Rossi estas prendas para sus días de asueto en St Barts. Son una falda-pareo a media pierna y una camisa con una incomprensible lazada, ambas muy poco favorecedoras y que le suman años de más. Ah sí, ya sé dónde las ha encontrado; en 1995. Más que viajar a la playa, la actriz ha hecho un viaje en el tiempo estas vacaciones.