Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

De Hermione a mujer

Emma Watson se ha hecho mayor. La actriz que ha dado el paso a la madurez despojándose del último vestigio que le quedaba de niña, el personaje de Hermione Granger. Y hay que ver lo mona que va siempre esta chica...
¡Cómo nos ha crecido la niña! A unos días del estreno en España de 'Harry Potter y las reliquias de la muerte (I)', Emma Watson pasea a su nueva yo por todas las alfombras rojas del mundo presentando su última entrega como Hermione Granger -pronúnciese 'hermaioni'-. Y es que en agosto culminó su transformación de niña empollona simpática a una auténtica it girl con un necesario cambio de pelo, algo que termina de explicar en estos días en los que se despide del personaje que la hizo famosa.
Aquí estoy yo, no Hermione
Un poco como le ha pasado a su compañero Daniel Radcliffe, que se ha hecho un mini hombre con su barbita y todo, Emma ha crecido. Tiene 20 años y por fin se ha despojado del personaje de la saga, a quien estaba unida en cuerpo y alma por contrato. Para empezar, su vinculación a Warner le impedía cortarse o teñirse la melenita castaña clara de su personaje hasta terminar todas las secuelas. Al menos le dejaron alisarse un poco el estropajo que tenía al principio... Pero, con todos los rodajes ya terminados, en agosto aparecía con su corte pixie al estilo Mia Farrow y terminaba de confirmar lo que ya nos olíamos: que la chica tiene estilo.
Su relación con la moda ha ido surgiendo pasito a pasito y junto a las marcas adecuadas. Aunque se dijo que iba a reemplazar a Keira Knightley como imagen de Chanel en 2008, finalmente fue Burberry la que se llevó el gato al agua. Desde 2009 Emma es imagen de la firma, y comenzó con la campaña del pasado otoño-invierno. No está nada mal debutar en el modelaje con Mario Testino, aunque poco antes fue Karl Lagerfeld quien la retrató como el colmo de la sofisticación para la revista V Magazine (de ahí los rumores con lo de Chanel). En la campaña de primavera-verano de la firma británica posaba esta vez acompañada de su hermano Alex, y estaba monísima aunque la tullieran de mala manera cortándole una pierna con Photoshop.
Y claro, como toda celebrity que se precie, se ha metido en esto del diseño. Pero no de cualquier manera sino uniendo dos de sus caracteres más identificativos: el espíritu 100% Brit y su amor por la naturaleza. Así que desde 2009 trabaja con People Tree, una firma británica de comercio justo y que trabaja con materiales orgánicos y respetuosos con el medio ambiente. Aparentemente diseña ella y, vale, no se ha roto la cabeza, pero ha creado una digna colección de ropa muy pijita pero con su toque de modernidad para niñas bien que tampoco quieren exhibir su posherío a lo grande. Un poco como la propia Emma. Se confirma que lo suyo con la moda va en serio cuando acabamos de saber que va a diseñar una línea ecológica para Alberta Ferretti.
Emma con su hermano Alex (izquierda) y George Craig (derecha) para Burberry
Hemos visto como Emma Watson ha ido trazando su camino de it girl pasito a pasito y sin apenas dar un buen escándalo a lo Lindsay Lohan. De hecho, estudia en la prestigiosa Universidad de Brown en Rhode Island en vez de darse paseos de rehab en rehab. ¡Pero Emma, danos un poco de carnaza! Nada, hasta para los novios es discretísima esta (ahora) multimillonaria. Todo lo que se sabe de sus relaciones es prácticamente rumore rumore, y ella nunca confirma nada. Por ejemplo, se supone que dejó a su novio de toda la vida súper estable por Rafael Cebrián (sí, de los Cebrián de toda la vida) al empezar en Brown. Pero poco después se la veía en el festival de Glastonbury con el cantante y compañero de Burberry George Craig. Hasta participó en un vídeo de su grupo, One Night Only, realizando casi el que sería su segundo trabajo como actriz después de Harry Potter. Sí, tiene dos pelis en la nevera, pero hasta que las estrenen este clip es todo lo que ha hecho.
Emma ha crecido, y lo ha hecho ajena a todos los desmanes que suele provocar Hollywood en sus niñas prodigio (la presión de esa industria tan brutal puede hasta con las niñas buenas, como Demi Lovato). Y, bueno, ha entrado en la edad adulta con bastante mejor aspecto que sus compañeros de franquicia, Daniel Radcliffe y Rupert Grint, ¿o no es ella infinitamente más guapa como mujer que ellos como hombres? Son cosas que pasan... Aún con el morbillo que da ver la bajada a los infiernos de las estrellas (y al que no le dé que tire la primera piedra), parece que esta actriz va a tomar un camino muy diferente a todo lo que hemos visto, y encima con estilazo.