Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las celebrities le declaran la guerra al peine

Últimamente parece que las famosas no tienen tiempo de peinarse. Sin embargo la verdad es que no lo hacen porque no quieren. Blake Lively, Nicole Richie, Kate Moss... han elegido conscientemente este look. Es la nueva moda. ¿Te animas tú también? Te contamos cómo hacerlo.
Hace poco le declarábamos la guerra absoluta a repasarnos las raíces. Pues ahora continuamos con el trasheo total renunciando también al uso del peine. ¿Será la reacción natural del pelo a tiempos de crisis? Desde luego que se ahorra en producto, pero también en tiempo...
En realidad, esto del peinado espelujado tampoco es cosa de ayer mismo, pero lo cierto es que en las últimas semanas se ha confirmado como tendencia. Esto del despeinado nació en los 90 con el grunge, y su principal precursora fue Courtney Love, que hoy sigue siendo embajadora ¿involuntaria? Es un look muy socorrido para aquellas mujeres con poco volumen porque, enmarañándolo, obtenemos el efecto de tener más pelo. También es ideal para todas aquellas que pasan de peinarse al levantar de la cama, claro...
¿Cómo se hace? Sí, la primera táctica es salir de la cama y quedarte tal cual, pero en realidad es uno de esos estilismos cuidadosamente descuidados. Ayuda mucho el tener un corte a capas, y si es ligeramente ondulado lo tenemos todo casi hecho. Hazte con un producto fijador de cabello muy fibroso, tipo cera, y extiéndelo en las palmas de las manos por toda la melena no desenredada. Ponte cabeza abajo y aplícalo en todo el cabello despeinando de la raíz al as puntas. Vuelve a la posición original y aplasta un poco las raíces mientras trabajas con un poco más de fijador las puntas, enrollando pequeños mechones y dejándolos caer de forma natural.
¿Y cómo queda? Pues, en mi humilde opinión, regular. En esta lista veremos un top 10 de distintas celebrities con el look despeinado más o menos afortunado.
10. Alexa Chung. La presentadora no tiene mucho pelo, así que una de las pocas formas de conseguir algo de volumen es despeinando. Y lo consigue con mucha gracia y estilo, sin que parezca que se ha cepillado con los ojos cerrados o delante de un ventilador.
9. Blake Lively. Aprovéchate de tu cabello seco como hace Blake, llevándolo siempre ligeramente despeinado y sin alisar del todo. Así te das un toque juvenil e informal, sobre todo si te pasa como a Blake Lively, que llevas desde los 20 vistiendo como una treintañera.
8. Jessica Szohr. El despeinado en versión moño con dudosos resultados. ¿No parece que se ha recogido el pelo para limpiar la casa? Para que no parezca que esta actriz se ha arreglado en dos segundos, necesitaría que alguien me confirmara que su look es a propósito.
7. Christina Hendricks. Acostumbrados a verla con el cabello siempre impecable en Mad Men, sorprende un poco verla tan despeinada... ¡y juvenil! Ondas libres, ligeras y frescas para quitarse unos cuantos años de encima.
6. Nicole Richie. Esta celebrity se ha colado en un top 10 de guerra al peine aunque lo suyo es más bien guerra al champú. ¿No se le ven las raíces un poco grasientas? Nicole, mujer, si no te ha dado tiempo a lavarte el pelo aunque sea utiliza un champú seco...
5. Ke$ha. No es el diente de oro en lo que te tienes que fijar sino en la estopa que la cantante lleva por pelo. Aunque parece el típico look de recién levantada, lo lleva elaborado a conciencia porque se ve brillante.
4. Shakira. Qué mejor peinado que el despeinado para un video como Loca. La verdad es que cada vez que la cantante innova con su pelo, sube el pan porque no da ni una. Ni cuando va de moderna ni de étnica ni de natural.
3. Mary-Kate Olsen. Hubo un día en el cual Mary-Kate Olsen dejó de peinarse... y hasta hoy. Siempre más cercana a pordiosera que a glamourosa, es una de las estropajo queen por excelencia de todos los tiempos.
2. Kate Moss. Parece increíble que Kate Moss lanzara en su día una línea de cuidado del cabello, cuando ella misma parece peinarse con una batidora. Se permite el lujo de ir despeinada hasta en fiestas de alto copete. No sé si felicitarle o regalarle una mascarilla hidratante.
1. Britney Spears. Desde que hace tres años se rapara la cabeza por motivos aún desconocidos, el pelo de Britney no ha encontrado el norte que perdió. Y es que la cantante es la reina oficial de los malos pelos. Sus desastres de extensiones son históricos y no parecen tener arreglo.