Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La 'vie' en camel

Ya no hay solución: el color más aburrido del mundo ha calado hondísimo esta temporada. El camel lo invade todo, hasta el maquillaje. Freida Pinto, Blake Lively y Kate Moss ya lo llevan. Pero, sin duda, la más original en este estilo es Keira Knightley. ¿Quieres saber por qué?
Mi madre está tan contenta esta temporada porque ha rescatado del armario un abrigo de paño de color camel que tenía desde comienzos de los 80. Y es que menuda suertuda ella, que se va a ahorrar comprarse la prenda más solicitada de este invierno. Porque  el camel, antiguamente conocido como beige, caqui o moca, está tiñendo todo el estilismo femenino, de arriba abajo. Y, cómo no, el de las celebrities también, hasta las más inesperadas.
Empezamos por la cabeza. No te vamos a decir que se lleva el pelo de color camel pero, ¿no es lo del maquillaje nude la versión de este tono para aplicar sobre la piel? Bueno, incluso en las uñas, palabra de Lady Gaga. Bajando un poco más, vemos que además de en los abrigos el camel se deja ver en muchas otras prendas. Por ejemplo, los jerséis, que empezaron a perder el color desde las firmas más caras y continuaron en las más high street como Top Shop. Por supuesto, el camel alcanza al vestido también, como en Zara. Así que si tiñes todo de este tono, acertarás siempre:  tops, faldas, pantalones...
Keira Knightley, Blake Lively y Kate Moss, fans del moca-camel
Nuestras famosas, en su misión de marcar tendencia, no se quitan el camel ni para dormir. A saber, Alexa Chung lo lleva en su vida cotidiana, pero incluso ha creado uno para su primera colección como diseñadora. Y, claro está, no le falta el camel en forma de bolso. Mientras, su compatriota Blake Lively (en el centro de la foto)  fue de las primeras en enseñar el abriguito beige, y una reformada Kate Moss(arriba a la derecha) nos ofrece la combinación más recatada: gris y camel.
Freida Pinto también se ha apuntado a esta moda y nos ofrece la opción más retro con esta magnífica falda de tubo. Pero si hay una prenda que realmente me gusta es la camisa de encaje moca de Keira Knightley, la pieza más original en este color. ¿Por qué? Porque la combina con colores vivos, concretamente, una divertida falda en distintos azules.
Y dicho todo esto es el momento de hacer una confesión: el camel me parece el tono más aburrido de la historia, tan neutral que ni lo ves. Así que se me antoja imprescindible darle algo de vida contrastándolo con prendas en colores fuertes para que, durante este invierno, no nos muramos de pena, aunque al menos sé de alguien a quien le da alegría: mi madre.