Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Diez razones para ver 'Sexo en Nueva York' desde el primer capítulo

Sábados y domingos, buffet libre de zapatos, amores y aventuras en la Gran Manzana.
Divinity TV  te propone un planazo para los fines de semana: permítete el lujo de ver 'Sexo en Nueva York' desde el primer capítulo de la primera temporada. Te podrás empapar de las aventuras de Carrie, Charlotte, Miranda y Samantha. Podrás ver las aventuras de la ciudad de los rascacielos a partir de las 21:00 horas. Hay cientos de razones para sentarse en el sofá a volver a ver esta mítica serie o engancharte por primera vez. Te damos diez para no perderte este buffet libre de zapatos, amores y aventuras en la Gran Manzana.

1.-Conoce el Nueva York más chic

La serie es mucho más que las historias de las cuatro mujeres protagonistas. Es una auténtica guía de viajes del Nueva York más exclusivo. Descubre de la mano de la serie los rincones más sorprendentes de la ciudad de los rascacielos. Una manera de visitar la urbe más importante del mundo desde otra perspectiva. Gracias a la serie poodrás recorrer Manhattan desde la casa de Carrie en el número 61 de la calle Perry, visitar la tienda de Prada de la Quinta Avenida, pasear por Central Park, tomar Cosmopolitans en los clubs más fashion de la ciudad o conocer los restaurantes más chic.

2.-La madurez bien entendida

Sexo en Nueva York es un auténtico tratado de cómo pasar de la treintena a la cuarentena sin traumas. Carrie Bradshaw y sus tres amigas son un ejemplo de que aunque no seas una adolescente todavía tienes tiempo para disfrutar, coquetear y enamorarte. Los guiones de Sexo en Nueva York reflejan problemas reales de la gente de hoy en día. La serie aborda temas universales que han conseguido que personas de todo el mundo se vean reflejadas en las vidas de sus protagonistas. El que la ve, se engancha ¿por qué será?

3.- Viaje inmobiliario

Los apartamentos de las chicas son de ensueño y podemos recrearnos en la decoración y las ideas de sus protagonistas. Carrie Bradshaw vive en un pequeño piso donde el vestidor es la estancia principal. Charlotte, de gustos clásicos, habita en una mansión de aires victorianos. Miranda, como mujer independiente y profesional que es, cuenta con un apartamento que es una prolongación de su despacho y Samantha recibe a sus centenares de amantes en un piso decorado con elementos posmodernos. ¿No tienes interés por entrar en sus casas?

4.-Mira la moda

La moda y 'los trapitos' forman el telón de fondo de esta serie que, gracias a los estilismos de las protagonistas, resulta una ventana abierta para saber qué ponernos o cómo combinar prendas que nada tienen que ver entre sí. Una fábrica de ideas para convertir tu armario en una boutique de diseños exclusivos y novedosos. ¡Y qué decir de los Manolos! La marca de zapatos llegó a nuestras vidas gracias a la devoción de estas cuatro chicas, en especial de Carrie, por subirse a estos exclusivos y bellos tacones.
5.-Fuera tabús
Hablar de sexo no es pecaminoso, ordinario o secreto. Las protagonistas de Sexo en Nueva York viven su sexualidad con libertad y serenidad. Únete a este club de experiencias, dudas y fantasías sexuales sin perder la elegancia y sin cruzar jamás el umbral de la sordidez.

6.-Lo que siente la mujer

El feminismo bien entendido. Sexo en Nueva York ha supuesto una nueva visión para entender la causa de la igualdad y las diferencias entre hombres y mujeres. Porque la causa del respeto a la mujer también puede ejercerse sin tener que dejar de lado la coquetería y la belleza. Una tercera vía de autoafirmación en la que la coquetería y la determinación no están reñidas.

7.-Duración ideal

Una de las claves del éxito de Sexo en Nueva York es la duración de sus capítulos. En solo 20 minutos se desgranan las historias que conforman cada episodio de la serie, lo que la hace una de los productos más dinámicos de la televisión reciente.
8.-Mujeres y Hombres y Viceversa
Los guiones de la serie son un auténtico catálogo de los diferentes tipos de mujeres y hombres que conforman la sociedad actual. ¿Con cuál te identificas más? ¿Eres tradicional y enamoradiza (Charlotte), desinhibida y pasional (Samantha Jones), independiente y moderna (Miranda Hobbes) o glamourosa y analitica (Carrie Bradshaw)?

9.-Diversión asegurada

El tono de Sexo en Nueva York se aleja del culebrón para acercarlo a la comedia ligera.  Pasa el fin de semana con una sonrisa en la cara. Divinity y tus amigas neoyorkinas harán que olvides tus preocupaciones y te impliques en las historias de la serie con una sonrisa en la cara, ¿qué más se puede pedir?

10.-Televisión de calidad

“Sexo en Nueva York” está en esa elite de productos en las que el entretenimiento no significa un abandono de la calidad televisiva. Durante las seis temporadas que duró la serie ha estado nominada a nada menos que 50 premios Emmy y 24 Globos de Oro. La revista “Time” la incluyó en el año 2007 en la lista de los “100 mejores shows televisivos de todos los tiempos”.