Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ari Behn, en plan travesti

Cómo ya adelantamos en exclusiva hace días, Ari Behn estuvo en Barcelona grabando un programa de TV junto a Carmen de Mairena. He aquí la foto del príncipe noruego travestido.
Un príncipe de Noruega y una travesti catalana. Suena a chiste pero es una historia real,  una realidad aún más curiosa si tenemos en cuenta que el noble acabó vestido y maquillado como una drag queen de los 90. Tal y como adelantamos en exclusiva la semana pasada, Ari Behn ha rodado un programa televisivo, estilo 'Callejeros' para la televisión noruega. La temática era travestismo y como maestra de ceremonias escogió a Carmen de Mairena, popular transformista catalana(la foto aquí). El asunto ha sido portada en los diarios nórdicos y ha creado una gran polémica entre la población. Típico en Ari Behn, que desde que se casó con Marta Luisa de Noruega se le etiquetó como 'príncipe rebelde'.
El yerno del Rey Harald de Noruega paseó por el Raval con Mairena, que le presentó a sus amigas prostitutas. Además, según nos han contado, la transformista, que es muy atenta, tuvo un detalle con el principito y le regaló unas botas de plataforma para su esposa Marta Luisa. El programa del noble escritor intenta retratar la vida de personajes extremos que se salen de lo normal. Desde luego, Carmen de Mairena es buen material para el show.
La sociedad noruega está escandalizada con este tema pero el esposo de la princesa Marta Luisa le ha quitado hierro al asunto y ha hecho unas declaraciones exclusivas al diario Hegnar: "Soy un hombre de teatro, pensé que con un poco de maquillaje escandaloso podría quedar muy bien. Pasará mucho tiempo hasta que vuelva a travestirme". A ver si ahora le va a coger el gustillo a vestirse de travesti y le va a quitar los vestidos de alta costura a su querida esposa.
Estas cosas en España no pasan. ¿Te imaginas al Príncipe Felipe o a Iñaki Urdangarin travestido? Yo, a Jaime de Marichalar me lo podría imaginar con más facilidad, pero tampoco lo veo del todo claro. Sin embargo, aunque estas cosas no se den en la piel de toro, todas las revistas del corazón se han hecho eco del tandem formado por el famoso travesti y el príncipe noruego.