Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Javier Bardem reaparece con cara de padre

Javier Bardem se ha dejado ver en público después de varios días desaparecido del mapa. Es su primera aparición tras su reciente parternidad.
Javier Bardem reapareció este lunes en Los Ángeles para asistir a la comilona que la Academia de Cine Americana prepara como antesala de los Oscar. El actor español (nominado por 'Biutiful') fue el primero en subir al atril para responder las preguntas de la prensa y se salió por peteneras cuando una periodista latina le preguntó: "Dicen que los bebés vienen con una torta bajo el brazo, ¿cómo te sientes?". Bardem, muy bien adiestrado por sí mismo, contestó con una respuesta aleatoria que podría haber sido válida para cualquier otra cuestión. Algo así como: "Esta nominación es muy especial, sobre todo porque es muy difícil tener una nominación con un papel en español"

También le preguntaron por el activismo que Julia Roberts había desarrollado entre sus colegas de Hollywood para promover la película 'Biutiful' y el papel del empresario hostelero. "Ha sido de gran ayuda tener el apoyo de gente de esa cualidad. No sólo ha sido Julia Roberts, también Sean Penn y Michael Mann. Me siento muy honrado", declaró con la típica cara del padre primerizo que no cabe en sí de gozo. El marido de Pene´lope Cruz hizo algunas bromas con el cambio del español al inglés en sus contestaciones y también con algunos periodistas de la sala de prensa. "¿Tú eres la que está trabajando, no? El resto están aquí pasando un buen rato", le dijo a la reportera encargada de hacerle la última pregunta.
Al terminar, el hijo de Pilar Bardem se fue por donde había venido más contento que unas castañuelas. Seguro que sólo pensaba en volver a la casita de Penélope y ver a la criatura. También es probable que de camino a casa pasase por algún McAuto para pedirse su buen menú. Si no, ¿de qué iba a estar tan rellenito? Comparando fotografías se llega a la conclusión de que el intérprete pesa unos cuantos kilos más que cuando rodó 'Vicky Cristina Barcelona'. Claro que igual está rebosante de felicidad...