Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nadal paga las vacas a sus amigos

Uno de sus amigos, Marc López, ha declarado que el manacorí no es nada tacaño. "Cada verano alquila un barco para pasar unos días con 8 o 10 amigos"."Es muy generoso; lo paga todo".
Marc López, amigo y pareja de dobles de Rafa Nadal, ha concedido una curiosa entrevista a la edición impresa del diario El País en la que cuenta algunas anécdotas sobre su convivencia con el mallorquín. Se conocieron hace muchos años y desde entonces han compartido habitaciones de hotel y mucha PlayStation. Sobre sus estancias en hoteles dice: "Ninguno somos el orden personificado. Rafa es un tipo inquieto. Siempre está pensando en hacer cosas. No es de los que se tira ahí tres horas" Vamos, que la habitación estaría manga por hombro.
Marc López también cuenta que Rafa Nadal no es el tipo serio que vemos en la prensa. "Con él te ríes mucho porque es de hacer bromas. Como tenemos confianza nos decimos tonterías que no pensamos en serio, nos vacilamos. A veces le digo "Mira Roger Federer cómo juega de bien, él si es un auténtico número uno" y él se descojona", explica el tenista.
La parte con más chicha de la entrevista viene cuando Marc cuenta que Rafa Nadal no es tacaño: "Cada verano alquila un barco para pasar unos días con 8 o 10 amigos. En 2009 fuimos a Cannes, como otros años fuimos por Ibiza, Menorca... Es muy generoso; lo paga todo. Después hacemos un fondo común y le invitamos porque es lo mínimo. El año pasado fuimos una semana a Tailandia", cuenta López.
Eso sí, no son muy fiesteros: "Nada de fiestas, lo que hacemos es pescar, jugar al fútbol en la playa y poco más" dice el muchacho. Para rematar, cuenta que a veces hacen apuestas y que hace poco le toco a Rafa Nadal hacer flexiones en calzoncillos delante de un montón de turistas en el Hotel Crowne de Melbourne. Cosas de chicos.