Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rihanna comete un error para toda la vida

La prisa, o la ignorancia (no sabemos cuál ha sido el factor clave en este asunto) nunca es buena. Rihanna ha cometido un tremendo error con el que, probablemente, tendrá que convivir el resto de su vida. ¿Qué ha hecho?
Tranquilo, el error de Rihanna no la va a llevar a la cárcel, ni ha puesto en peligro su vida. La intérprete de "Rude Boy" ha metido la pata al llevar a cabo su nuevo tatuaje. La ex-novia de Chris Brown se ha tatuado las palabras 'rebelle fleur', que, si las traduces por separado significan (en francés) 'flor' y 'rebelde'. ¿Dónde está el problema?, pues que en Francés, igual que en español, el adjetivo va después del sujeto y no al revés, como es el caso del idioma nativo de la difunta Lady Di.
La chica, seguramente, quería hacerse un bonito tatuaje en la lengua de gente tan fina como Carla Bruni pero su dominio del francés no debe ser muy bueno, por lo menos en lo que a gramática y lingüistica respecta. Esto demuestra unas cuantas cosas, primero: Rihanna no tiene ningún amigo francés al que pueda llamar para hacer una consulta rápida. Segundo: se fía de su tatuador como si tratara de Jesucristo. ¿Por qué decimos esto? Porque no es la primera vez que Rihanna la pifia con los tatuajes.
Hace unos años decidió grabar a fuego en su morenito dedo índice la onomatopeya "Shhh..." (en plan, "silencio, por favor") con tal mala suerte que a las pocas semanas aparecieron fotos de Lindsay Lohan con el mismo tattoo en el mismo dedo. ¿Te parece mala suerte?, pues aún hay más, Lily Allen se lo hizo, 'igualico, igualico'. Venga, lo que se suponía que era un tatuaje único y personal se convirtió en una tendencia. A diferencia de las tendencias típicas, los tatuajes no desaparecen cuando empieza la nueva temporada. Menudo disgusto, ¿no?.
La estrella de Barbados es una aficionada, bastante reincidente, a los tatuajes y veremos a ver si dentro de unos años no le da una crisis al ver que tiene medio cuerpo tatuado con tonterías de quinceañera. Aunque cada cuál, con su cuerpo, que haga lo que le parezca.