Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sentencia de divorcio: Patricia Rato cobrará 3.000 euros al mes

El culebron de Patricia Rato y Juan Antonio Ruiz Espartaco parece haber llegado a su fin. El Juzgado número 23 de Sevilla ha dictado sentencia y la ex mujer no ha salido mal parada. Te contamos el caso y otros acaudalados divorcios.
El juzgado número 23 de Sevilla, que será un sitio frío y sobrio como todos los juzgados de España, ya ha dictado sentencia en el caso de divorcio de Patricia Rato y Espartaco. En lo que a números se refiere, que es lo que más chicha tiene, las cuentas salen claras. Patri cobrará, en concepto de pensión, 1.000 euros mensuales por hijo, tiene tres, así que tendrá un sueldecito bastante mono para tirar hacia delante. Además se puede olvidar de pagar alquiler o hipoteca, el juez le ha dado permiso para vivir en el domicilio que compartía con Espartaco de forma indefinida, independientemente del tiempo que sus hijos pasen en la madriguera. Vamos, que la casa se la queda ella aunque no podrá venderla ni alquilarla.
Los gastos escolares de las criaturas los cubrirá Espartaco por completo pero los caprichitos de los niños, la paga semanal, los cines y la ropa (los gastos extraescolares, vaya...) se los repartirán en un descompensado 30/70%. El 70% para el matador, claro. De esta forma, cada vez que los hijos de la pareja se coman un Menú Big Mac, por ejemplo, Patricia abonará 1,77 euros y Espartaco 4,13 euros. ¿Serán conscientes los niños de lo que abona cada progenitor?
El caso de Espar-Rato puede parecer que contiene cifras astronómicas pero no hace mucho un juez sentenció que Alberto Martin, ex marido de Lydia Bosch, debía abonarle 350.000 en concepto de daños derivados del divorcio y una pensión de 6.500 euros mensuales para que Lydia saque adelante a la familia. Los gastos extras los comparten al 50% por lo que, Alberto, paga el 50% del chalé familiar y la mitad de los cines y McMenús de los zagalaes.
De todas formas, todo lo anterior queda en calderilla cuando nos vamos al divorcio más acaudalado de la historia en nuestro país. Se trata de la ruptura entre Amancio Ortega y su ex esposa, Rosalía Mera.  Juntos fundaron Inditex (Zara, Bershka, Massimo Dutti...) y juntos se repartieron el patrimonio de forma más o menos equitativa. Se estima que Rosalía percibio unos 1.500 millones de euros y más del 6% de las acciones de Inditex. Esto la convierte en la mujer más rica de España por encima de las Koplowitz y en la fortuna número 258º del mundo según Forbes. Es cierto que los casos de Lydia y Patricia no son en absoluto comparables al de Ortega-Mera. Rosalía fundó la empresa, Lydia no ha trabajado nunca en el estudio de arquitectura de Alberto Martín y que sepamos, Patricia Rato aún no se ha puesto el traje de luces para salir a torear. El mundo de los divorcios es triste y apasionante a partes iguales.