Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La moda de las 'entradas falsas' ataca a las estrellas

Se acabó preocuparse por las colas o por el tiempo. Los fans tienen ahora un nuevo temor: las entradas falsas. Este domingo el fraude ocurrió con el concierto de Lady Gaga en Madrid, pero antes lo habían sufrido Shakira, Muse y Madonna.
Los miedos de los fans y de los artistas evolucionan al mismo ritmo, un poco más lento quizás, que el ingenio de los estafadores. Si antes las superestrellas tenían miedo a la copia de discos y a las descargas ilegales ahora se estremecen ante la moda de las entradas falsas. Parece hasta inocente pensar que las mafias de falsificación aún no hubiesen puesto el ojo en un negocio tan sabroso como el de los espectáculos en vivo sobre todo ahora que existen las llamadas vías de reventa 'seguras'.
Si se falsifican billetes... ¿por qué no se iban a poder falsificar entradas que a primera vista no son más que un papel impreso con una tipografía feísima?, debieron de pensar los cacos. Pues dicho y hecho. Desde hace varios meses el drama de las entradas falsas recorre estadios y recintos. Este domingo fue el turno de Lady Gaga en Madrid, pero otras súper estrellas ya lo han padecido.

Muse

El tema de las entradas falsas no afecta sólo al mundo diva. El mundo del rock tampoco es inmune. El pasado 16 de junio Muse llenaba el estadio Vicente Calderón en Madrid hasta la bandera pero no estaban todos los que pagaron por ver el show. Decenas de personas sufrieron una de las primeras falsificaciones masivas que se han hecho. El drama aún no había filtrado la barrera de los canales de reventa autorizados pero no había tenido problemas para propagarse por foros en los que algunos fans, en la desesperación por ver a su grupo favorito, se gastaban los euros sin plantearse siquiera la autenticidad del ticket. El domingo, la organización del concierto de Lady Gaga dijo que las falsificaciones eran de extrema calidad y que no eran como las del concierto de Muse, en las que el papel falso era muy fácil de reconocer al tacto.

Shakira

El pasado noviembre el terrible drama de las entradas falsificadas llegó a los canales 'serios' de reventa. Algunos desalmados consiguieron colocar en Viagogo entradas falsas a la venta. Cuando compras en esta web te dan una garantía de que la entrada es auténtica. Gran fallo. Al ser de gran calidad, las falsificaciones pasaron el control de esta empresa y se vendieron (algunas a precios bastante desorbitados) con normalidad. La sorpresa llegó a las puertas del Palacio de los Deportes, el mismo escenario del fraude de Gaga. Lo peor es que los afectados que reclamaron a la empresa sólo recuperaron el dinero que habían invertido y esto a la gente se le antoja poco teniendo en cuenta que te garantizan en un 'disclaimer' su autenticidad. Su eslogan es 'Real Tickets, real fans'. Mucha gente se quedó sin ver el 'Waka Waka'.

Madonna

La última gira de la Reina del Pop transcurrió con normalidad en la mayoría de sus fechas pero el drama cobró vida cuando en una de las paradas argentinas del tour, en Buenos Aires, se descubrieron decenas de entradas falsas que habían sido compradas en puntos de venta no autorizados. Las falsificaciones no eran de extrema calidad y posteriormente se supo que eran tickets que habían sido vendidos bajo una 'súper oferta' que los dejaba a un precio inferior del que costaban en taquilla cuando en los puntos oficiales aún no estaban agotadas. Y claro, ¿a qué cerebro se le ocurre que alguien va a vender entradas en serie a un precio menor del oficial?
MORALEJA: Si te ofrecen entradas más baratas del precio oficial, no te fíes y si te las ofrecen más caras, tampoco. Trata de comprar en los puntos de venta oficiales, las celebrities te lo agradecerán, aunque ellas no perderán nada.