Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los perros del waka waka

La dueña de la canción más cantada en el mundo tiene tres mascotas. Y el pulpo ha eclipsado a la mascota del Mundial, un leopardo de pelo verde que se llama Zakumi.
Sergio Ramos , el de Camas (como Curro Romero), dice que en los partidos del Mundial la canción que más les “ha puesto” a tono es la canción del Waka Waka de Shakira. La colombiana ha sido la voz y el grito de la banda sonora de este mundial histórico. Histórico, sí. Todos hemos cantado el waka waka y hemos intentado hacer la coreografía mejor o peor. Es muy animal y muy física y por eso nos “pone”, como a Ramos.  Así que hoy este blog se pone de lado de esa mujer; pero vamos más allá, nos ponemos de lado de sus mascotas. Los perros de Shakira.
Los juegos de Shakira con sus perros (gtres)
Sus perros, de distinto color y tamaño, son "Mona", una Golden Retriever; "Don Ramón", un Gran Danés, y "Tina", una pequeña perra de raza desconocida.
Coco está encantada con esta mujer, dice que tiene algo de loca y entrañable que le gusta. Nos gusta a Coco y a mi. La de Barranquilla se escapa a una finca que tiene en uno de los lugares más bonitos del planeta: Punta del Este, Uruguay. Bueno, cerquita. Shakira descansa en su residencia rural de José Ignacio donde deja de mover la cadera y de darle al waka waka.
-Digo yo que le dará a otro waka- me suelta Coco.
-¡Pero Coco, qué dices!
-En verano estoy así, más fresca.
El novio argentino de Shakira, Antonio de la Rúa, es quien cuida a las mascotas. Para los tres perros ella deja de ser la Loba que se sube aceitosa por jaulas para ser la niña de Barranquilla.
Otra mascota perdida en el infinito
Y hay una mascota que ha pasado desapercibida. A Coco le sabe muy mal que nadie haya mirado a los ojos de ese leopardo amarillo llamado Zakumi (ZA significa Sudáfrica y KUMI significa “diez”). Todos pendientes de Sara Carbonero, de las vuvucelas, del balón de torpe bote y del pulpo Paul. Y se nos ha pasado Zakumi. “Naranjito es insuperable”, me suelta Coco.
-Naranjito no es una mascota del mundo animal- le explico a Coco porque ella no había nacido en el 82.
-Ya, pero a mi las naranjas me gustan, ¡me las como! Y los de la Roja también- me suelta. ¡Se las comen!
Lo cierto es que la mascota del mundial 2010, el de Sudáfrica, será para siempre ese pulpo Paul y sus benditas predicciones. Al final, de tanto verlo en la tele con sus maravillosas dotes adivinatorias, nos hemos encariñado con un bicho destinado a ponerle pimentón rojo en platos de madera. Su hazaña ha hecho que ahora haya habido gente que se haya plantado en tiendas de animales domésticos a preguntar si "pueden venderle uno porque su hijo se ha encaprichado". Tal cual. Hay gente para todo. Al final el pulpo o la pulpa (de naranja mecánica) nos han hecho vivir unos días insuperables. Y, en medio de todo esto, la dueña de Mona, Don Ramón y Tina ha pasado a la historia: waka waka.
Postdata: 27 años de cautiverio no han borrado la sonrisa al hombre más importante del siglo XX, Nelson Mandela. El gran referente de la humanidad entró feliz en el estadio Soccer City y la emoción llenó al mundo. 92 años llenos de vida. Africa, nos ponemos a tus pies.