Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

De la alergia al chándal de Beckham a los morritos de Jade Jagger

¿Quién gasta los taconazos más altos del planeta? ¿De verdad tiene Alberto de Mónaco prometida? ¿Beckham es alérgico al chándal? Son algunos de los interrogantes que nos plantean las fotos de la semana.
La semana termina y aquí tenemos las claves de algunas de las mejores fotos de la semana. En ellas podemos ver la alergia al chándal de Beckham, la mirada desquiciada de Ozzy Osburne, que Alberto de Mónaco luce soltería a pesar de que ya está comprometido, unos misteriosos tacones y el avión que nos vende Jade Jagger.
¿Beckham no juega por no llevar chándal?
David Beckham en teoría juega al fútbol. Decimos en teoría porque a estas alturas ya nadie tiene claro si su equipo son Los Galaxy de Los Ángeles o el Milán, dos ciudades repletas de boutiques para que Victoria se lo pase pipa. Tras lesionarse hace poco no ha querido dejar de estar en el banquillo de la selección inglesa en Sudáfrica. Nos fascina esta foto porque David parece tener el don de convertir a los fotógrafos de deportes en fotógrafos de moda. Por mucha pose de 'hooligan' que tenga en esa imagen su traje canta bastante al lado de tanto chándal. Tanto que la foto parece más bien sacada del catálogo de una firma de alta costura. A Guardiola le ha salido competencia con lo de llevar chaleco sobre el césped.
El loco
Ozzy Osburne cantaba hace muchos, muchos años 'Paranoid', la canción más conocida de Black Sabbath. A él se le conoce por muchos apodos, uno de ellos 'el loco'. Por lo que vemos en esta foto, realizada con teleobjetivo y sin que él se percate, el mote se lo ganado a pulso. No sabemos a qué se debe esa desquiciada mirada, pero no nos gustaría encontrarnos con él en algún callejón por la noche. Menudo susto se habrá llevado el fotógrafo al revisar la tarjeta de memoria.
¿Y la novia?
Si alguien no ha leído jamás una revista del corazón y se encuentra en Mónaco con semejante escena pensará que Alberto y Carolina forman una pareja modélica. La realidad, como sabemos, es mucho más retorcida. Fascinante la composición con ese cruce de miradas de complicidad de los dos hermanos y el doble abrazo de la hija de la princesa. Aunque bien es cierto que la mirada perdida de la niña parece delatar que algo no funciona. Quizá esa cara se deba a que nadie piensa presentarle a la prometida de su tío, la gran asunte de la imagen.
¿Esos taconazos son de Lady Gaga?
Las agencias de información últimamente pasan bastantes recortes de fotos, por si el editor gráfico de turno no repara en lo que de verdad importa de ciertas tomas. La foto que acompaña a estas líneas se trata de uno de esos recortes. La imagen nos fascina por el misterio que supone adivinar quién es la propietaria de semejantes taconazos. Si no leemos el pie de foto todo apunta a que son de Lady Gaga, que acaba de aparecer en 'Rolling Stone' luciendo unas gigantescas plataformas. Una afición por las alturas que la he llevado a pegarse estos días un batacazo por usar zapatos más altos que ella. Pero no, la propietaria de estos andamios es Salma Hayek, que al parecer acude al mismo zapatero que Sarkozy.
Morritos deluxe
Que Jade Jagger es hija de una de las pareja de más explosivas de los 70 es algo que deja claro en esta foto. Aunque parezca que la aerolínea Vueling la ha fichado para aparecer en su calendario de azafatas los tiros no van por ahí. Jade se ha encargado de customizar ese avión a juego con su vestido. Lo de los tonos dorados será por eso de que están de moda las casas de empeño de joyas, porque la verdad es que no terminamos de entender ese lujazo en una aerolínea de vuelos baratos. Una imagen de la que nos quedamos con la composición, pues todas las líneas fugan hacia esos morritos.