Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El controvertido montaje de Diana junto a Catalina

La revista Newsweek en su último número publica un reportaje imaginando cómo sería Diana de Gales a los 50 años, que es la edad que tendría actualmente. La mítica revista estadounidense además recrea en su portada la foto que muchos hubiesen querido ver: a la madre de Guillermo de Inglaterra junto a su nuera, Kate Middleton.Sacamos la lupa.
La revista Newsweek en su último número publica un reportaje imaginando cómo sería Diana de Gales a los 50 años, que es la edad que tendría actualmente. La mítica revista estadounidense además recrea en su portada la foto que muchos hubiesen querido ver: a la madre de Guillermo de Inglaterra junto a su nuera, Kate Middleton. Las críticas por tan morboso simulacro no han tardado en llegar, y con ellas la publicidad gratuita que buscaba la directora de la publicación y redactora del artículo, Tina Brown.
Teniendo en cuenta que la revista ha estado a punto de desaparecer por la grave crisis que atraviesa parece que Brown ha decidido agarrarse a un clavo ardiendo. Usar la misma estrategia que emplean muchas revistas del corazón y todas las de moda -manipular imágenes sin ninguna clase de miramientos- quizá logre que algunos incautos piquen, compren el número y de paso lean algún artículo interesante. El problema es que aunque con semejante jugada parece que se pretende hacer un guiño irónico al lector el asunto apesta a cinismo.

¿De verdad eso es una foto?

Hace pocos días la revista Time mostraba en su web unas fotos que están en las antípodas de lo que ha hecho Newsweek. Un fascinante proyecto firmado por Susan Anderson de retratos -realizados sin trampa ni cartón- a 31 mujeres que en su día fueron Miss Estados Unidos.  El reportaje sigue la estela de su inquietante libro Glitz High sobre los concursos femeninos de belleza para niñas.
Dos buenas formas de reflexionar sobre el retorcido coktail que muestran hoy muchos medios al mezclar estereotipos de feminidad, belleza y edad. No parece casualidad que sea precisamente una mujer la que ha logrado meter de forma tan certeza el dedo en la llaga. Esos dos trabajos forman parte de la exposición colectiva Beauty Culture que puede visitarse en Los Angeles. Una cita que debería ser imprescindible para vecinas de la ciudad tan ilustres como Victoria Beckham o Paris Hilton.
Algunos experimentos realizados desde publicaciones especializadas -véase el Vogue Italia con la modelo Steven Meisel, de 45 años, en su portada o el número de V Magazine protagonizado por Susan Sarandon, Jane Fonda y Sigourney Weaver- podrían dar pie a pensar de que algo puede cambiar en el mundo de la moda,  pero no parece que haya buenos motivos para ser optimista.
Son mayoría los productores de imágenes -cuesta llamarles fotógrafos- que en las revistas de tendencias no saben hacer otra cosa que no sea manipular la imagen de las mujeres que posan para ellos y compran sus reportajes. Txema Rodríguez habla del asunto estos días en El Fotográfico en un artículo de lectura imprescindible.
No en vano Franca Sozzani, editora de Vogue Italia, reconocía en una entrevista reciente que la mayoría de fotógrafos de moda manipulan sus fotos digitalmente. Un síntoma de que muchos medios, incluido el suyo, no saben, o no quieren, salir del círculo vicioso que han creado. Y es que en algunas redacciones a estas alturas parece casi imposible publicar imágenes mucho más reales que la portada de Newsweek, que ni siquiera está firmada por un fotógrafo. Ironías del destino.