Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una derrota en cinco fotos (más una)

España cayó ante una Suiza que supo aprovechar la suerte y las oportunidades. Contamos la historia en fotos del triste partido de debut de la Selección en el Mundial de Sudáfrica.
España debutó ayer perdiendo de un gol contra Suiza. Una decepción tremenda entre otras cosas porque muchos periodistas deportivos españoles llevan desde hace semanas, o incluso meses, sugiriendo que el presente Mundial estaba ganado de antemano.
A pesar de las decepciones el evento futbolístico por antonomasia está deparando grandes fotos. Iremos siguiéndolas de cerca a lo largo de la competición. Empecemos con las del triste estreno de España ayer, algunas de ellas verdaderamente reveladoras.
Caos
La presente toma se realizó instantes antes de que Gelson Fernandes, nacido en Cabo Verde, demostrase que la suerte y las oportunidades son para los que las aprovechan. Además de ser la foto que antecede al gol suizo es la foto del partido, pues en ella aparece sintetizado el caos en el que España se ha metido en el comienzo del campeonato.
Ese plano con un ligero picado nos muestra perfectamente la confusión vivida. Unos y otros parece que no pueden creer que Casillas no haya atrapado ese balón y que exista alguna oportunidad de marcar en una portería que está desierta, que es lo que finalmente pasó un segundo después.
Pero lo verdaderamente genial del momento es la expresión que el fotógrafo ha capturado de un segundón como Fernandes. El jugador mira atónito el fallo del sobrepasado portero español. En ese instante parece entender que ese partido puede ser el suyo y que el mundo entero se aprenderá su nombre, al menos por un día.
Sorpresa fatal
La toma, disparada a ras del suelo, ha sido realizada instantes después que la anterior. En ella vemos al que hoy es el héroe nacional de Suiza corriendo a celebrar el gran momento de su trayectoria deportiva. Comparte protagonismo sobre todo con un sobrepasado Casillas, cuyo rostro nos anuncia que el balón ha entrado en su portería.
La foto, sin ser dramática, es una de esas tristes estampas que ha protagonizado la selección a lo largo de su historia mundialista. El máximo exponente de ese álbum maldito es la del codazo a Luis Enrique el Mundial de 1994. Un momento mucho más trágico, por la sangre y por lo irremediable de la situación, que el de la presente foto.
Suiza tenía un plan
Otra de las grandes noticias del partido fue constatar que Suiza tenía un plan. Y no sólo no era disparatado, es que además era efectivo. Esa es la foto que simboliza que España pudo pecar de exceso de confianza ante una Suiza que las estadísticas vendían como inofensiva. Mientras Villa salta realizando un ejercicio de calentamiento los suizos cuchichean entre sí.
España jugó al fútbol contra la fría y algo sucia Suiza, pero el juego de ellos estuvo basado en cerrarse en banda todos a una. El expresivo desenfoque selectivo que tiene la imagen nos revela quiénes fueron ayer los protagonistas contra todo pronóstico.
Suiza actuó bien coordinada, que es exactamente lo que revela la imagen. España no estuvo tan perdida como el resultado da a entender, pero la selección piso el césped con un planteamiento erróneo. Y eso es lo que también parece dejar claro la instantánea.
La furia llega tarde
Hace mucho que se habla de la furia española, y lo cierto es que en el partido pudo notarse a ratos. Sobre todo después del tanto suizo. Pero entonces los helvéticos se replegaron por completo en su área y ni a cañonazos se pudo rebasar semejante barrera. Y eso que alguno de los balones que se les lanzaron estuvo a punto de lograr el objetivo.
El grito del capitán español queda resaltado por el dinamismo de la composición en ese plano medio, en el que Iker parece pedir a gritos a los delanteros el gol que nunca llegaron a marcar. El reloj también volvió a ser un gran enemigo para una selección que se espabiló demasiado tarde.
Suciedad
Echar la culpa al arbitraje es un recurso socorrido en las derrotas futbolísticas. Dicho eso está claro que no se ha castigado el desquiciado acoso, a ratos violento, que han tenido los suizos al marcar a algunos jugadores españoles. Un comportamiento que en algún caso les daba cierto aire de equipo de matones de barrio. Especialmente doloroso ha sido ver caer dolorido a un Iniesta que ha sido una y otra vez vapuleado.
Por eso nos parece que esta es una foto reveladora. No sabemos lo que ese señor inglés de camiseta amarilla le está diciendo a Xavi pero la expresión de este revela perfectamente el escepticismo español ante el papelón que ha tenido.
Fe
Y terminamos el repaso visual al partido con una gran foto que no fue captada ayer ni sobre el mismo cesped, aunque sí en el presente Mundial. En ella vemos a un Maradona completamente teatral que parece rezar para lograr una victoria de su selección. De momento la estrategia le ha funcionado y Argentina ha ganado su único partido, aunque sea por los pelos. En España, a pesar de la inesperada derrota, de momento nadie se arrodilla. Esperemos que no sea necesario hacerlo.
Ver más de: