Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El truco de Richardson para tuitear fotazos

Terry Richardson usa un truco para hacer fotos mucho mejores que las de las celebrities que retrata y dinfundirlas en Twitter. Te lo contamos. Si nos haces caso te aseguramos que tus followers se van a quedar alucinados con tus fotazos.
Entre los famosos cada vez triunfa más lo de tuitear fotos de todo lo que andan haciendo. Aunque nos tememos que la mayoría no son muy hábiles con la cámara. Hemos seguido la pista de lo que hace el fotógrafo Terry Richardson con sus fotos en la red, pues despliega una actividad tremenda en su cuenta de Twitter. En ella muestra casi en en directo imágenes de todo lo que hace, pero las suyas son mejores que las que hacen las celebrities que retrata. Imitarle no es tan complicado. Coge lápiz y papel, te damos su receta.
Una que hace lo mismo que Richardson es Paris Hilton, que ha mostrado ya más de 800 fotos a sus fans de Twitter. Demostrando que es la reina de los realities también en la red. Pero sus instantáneas son muy malas y nos vimos obligados a darle unos cuantos consejos.
Hace poco hablábamos también en Divinity sobre la sesión que Terry Richardson hizo de Lady Gaga para Rolling Stone. Su mérito es que sabe bien cuando una foto es buena, pues huye de Photoshop y de técnicas complicadas. La misma regla aplica al inmenso álbum de fotos personales que muestra en la red.
Pero si comparamos las fotos que hace Terry con las de Paris nos damos cuenta que entre ambas hay algo más que el buen ojo del fotógrafo. La clave está que él ha logrado la cuadratura del círculo: usa una buena cámara para hacerlas, y no un móvil, y a pesar de todo las cuelga a toda velocidad en la red. ¿Cómo lo logra?
Cotilleamos en las fotos de Terry
Un ejemplo es una foto muy reciente en la que muestra la multa de aparcamiento que le acababan de plantar en Nueva York. Hemos cotilleado en esa imagen usando un pequeño truco con el que averiguamos la cámara y el momento en el que se hizo la foto.
Como sospechábamos Terry ha disparado la imagen muy poco antes de difundirla en Twitter. Algo sorprendente, pues la cámara que ha usado –de gran calidad pero tan pequeña como para llevarla en el bolsillo- no puede subir fotos a la red por si misma, como lo hace por ejemplo la BlackBerry que usan Paris Hilton o Rania de Jordania.
¿Va entonces Richardson con un ordenador siempre a cuestas? No, no es eso. Vamos a contarte la que estamos seguros que es su fórmula mágica. Con ella lograrás hacer buenas fotos usando una cámara de verdad y a la vez las difundirás rápidamente en Twitter. Tus followers se quedarán boquiabiertos cuando las vean y triunfarás en todos los saraos.
No te asustes, no es necesario llevar en el bolso nada más que una pequeña y discreta cámara y un iPhone. No queremos que parezca que vas de excursión con un montón de trastos a cuestas. Tampoco necesitas hacer ninguna frikada con ellos.
Los ingredientes
Lo primero que necesitas es una máquina como la de Richardson, la Ricoh GR Digital III, que pesa poco más de 200 gramos y es muy pequeña, tanto que cabe en la palma de la mano. Pero a pesar de su tamaño hace unas fotos geniales, incluso con muy poca luz y disparando en automático. Para que no te compliques la vida. No es totalmente necesario que uses esa, pues cualquier cámara pequeña y que haga buenas fotos te sirve.
También necesitas una tarjeta de memoria Eye-Fi para la cámara, que te permite enviar sin usar cables las fotos que haces al iPhone sobre la marcha, sin hacer nada complicado. Basta con que desde ese teléfono cargues la sencilla aplicación para esas tarjetas, que es gratuita y muy sencilla de usar, y ya está.
Cada vez que dispares una foto en la cámara el iPhone la recibirá y con él podrás enseñarla en Twitter, de la misma forma que si la hubieses hecho con el teléfono. Pues nada, manos a la obra, tus contactos esperan impacientes tus fotazos. Si tienes alguna duda no dejes de contárnosla.