Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Doctor Botox, gurú de la piel de las vips: "Crawford es el ejemplo perfecto de belleza"

Desde hace 30 años, el Doctor Sebagh, alias Doctor Botox, está trabajando para dar un giro en los tratamientos de cirugía estética. Lejos de las operaciones, apuesta por unos resultados más naturales para detener el paso del tiempo en la piel. No le gusta hablar de ello, pero entre sus clientes se encuentran numerosas modelos y actrices, como Penélope Cruz, Naomi Campbell, Elle McPherson o Madonna, que acuden a su consulta de Londres, donde la lista de espera es de más de dos años. Entre todos ellos tiene una favorita, "el ejemplo de belleza perfecto", que es Cindy Crawford, a quien conoció con tan solo 27 años y que ha ayudado a conservar mientras madura.

Dr. Sebagh
Te llaman 'doctor milagro' porque dicen que eres capaz de detener el paso del tiempo en la cara. ¿Realmente se puede detener el tiempo en la cara?
Prefiero la idea de doctor Fausto (risas). Se puede detener, aunque yo no lo hago. A los 50 o 55 años, normalmente, se busca un ideal por ello se recurre a la cirugía, pero eso te cambia. Para mí la idea fundamental es no cambiar la cara, sino seguir siendo el mismo. Otro concepto importante es que a la hora de envejecer, en los músculos, la piel... hay un 55% de genética y 80% de estilo de vida, que es el mayor responsable. La tecnología de los últimos años ha dado técnicas para enfrentar este problema, pero siempre bajo la idea de no cambiar la cara.
Pero algunas ' celebrities ' lo han intentado y no se ven bien
Ese es el concepto que trato de explicar. Es un juego y todos los juegos tienen sus reglas y debemos respetarlas. Cuando diseñamos 'ageing maintenance' (su línea de productos cosméticos y técnicas) empezamos analizando la situación. La responsabilidad recae un 50% en el doctor y un 50% en el paciente. Es muy importante. Y tiene mucho que ver dónde vives, tu nutrición, si haces ejercicio pero con moderación... el estilo de vida, en definitiva. Por ello tenemos técnicas, porque cada persona envejece de una forma diferente: bótox que relaja los músculos, máquinas para adecuar los tratamientos... la idea es envejecer de forma sensata y responsable. Envejecer bien, no de forma artificial.
Entre tus mejores clientes está Cindy Crawford, ¿cómo es ella?
Ella es el mejor ejemplo. Cuando empezamos a trabajar ella tenía 27 años y era una modelo muy, muy famosa. Por supuesto han pasado años y ahora tiene 48, pero no hay mucha diferencia. Tiene una continuidad en su cuidado y no hay 'photoshop', es el ejemplo perfecto.
¿Madonna te invita a sus conciertos?
Solía hacerlo, pero ya no. Hace años que dejé de tratarla. No soy responsable de su cambio (risas).
Dr. Sebagh
¿Cuáles son los tratamientos más demandados por los vips?
Depende más del problema que pretendan tratar. La idea principal es anticipar lo que va a ocurrir, para saber qué utilizar y cómo utilizarlo, porque cada piel es diferente.
-Pero, ¿cuál es el tratamiento más popular?
El bótox es muy popular porque los resultados son espectaculares. También tiene mucha demanda el ácido hialurónico.
¿Cuál suele ser la edad de los famosos para empezar a tratarse?
Depende de cada uno. No hay una edad concreta, aunque por lo general la treintena es una buena edad.
¿Aumentan los tratamientos en época de alfombra roja?
Trato a muchas top models como Cindy Crawford, Naomi Campbell, Elle McPherson... pero las trato desde hace muchos años y es gente que no ha cambiado. Son personas que, por su trabajo, deben estar cuidadas en todo momento, por lo que siempre tratan de estar perfectas. Es su negocio.
Dr. Sebagh
¿Hay mucho hombre vip entre tus clientes?
Sí, el 90 % son hombres.
¿Ellos reconocen menos que se cuidan?
Sí.
Quiénes son más exigentes, ellas o ellos
Depende de la persona.
Dr. Sebagh