Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Siéntete Laura Matamoros: siete consejos para disfrutar del pelo limpio más tiempo

Siéntete Laura Matamoros: siete consejos para disfrutar del pelo limpio más tiempodivinity.es

El pelo sucio es el gran enemigo de todas las mujeres. Lavártelo por la mañana y tenerlo sucio por la noche no es una leyenda urbana y a todas nos ha pasado alguna vez (excepto a Laura Matamoros). Aunque no lo creas, está en tu mano y en tus hábitos que éste dure más tiempo limpio. Te damos las claves, que pueden resultar imprescindibles y más en estos días de calores, sudores y piscinas. Por Cecilia Fuentes.

  • Empieza a dormir con el pelo recogido. Así evitas que esté en contacto con la almohada y disminuya la fricción ya que estimula la producción de grasa.
  • No te laves el pelo todos los días. Cuanto más lavas el cabello más sebo produce. De forma progresiva, intenta lavar tu pelo con menos frecuencia. Al principio, es probable que el segundo día necesites recogerlo pero verás cómo, poco a poco, aguanta más tiempo en perfecto estado. Si lo necesitas, puedes recurrir al champú seco.
  • Quizás te resulte raro, pero debes aplicarte dos veces el champú. La primera vez eliminaras la suciedad superficial. La segunda, aplicando muy poco producto, te servirá para lavar en profundidad.
  • No hagas un lavado de forma superficial. Es necesario que introduzcas los dedos hasta tocar el cuero cabelludo y frotar ligeramente por todas las zonas. Un buen lavado es la clave para un pelo limpio más días. Si esto lo haces bien, lo tienes todo ganado.  
  • Es muy importante que lo aclares bien. En muchas ocasiones, no retiramos todo el jabón lo que hace que parezca graso antes de tiempo. También debes tener en cuenta la temperatura del agua. El último aclarado intenta hacerlo con agua templada o fría.
  • Evita, en la medida de lo posible, acondicionadores, mascarillas o sérum. Al igual que hidratan también aportan más grasa. De hacerlo, debe aplicarse solo en las puntas, nunca en la raíz.
  • Cambia de champú. Puede parecerte una tontería o quizás, si estás abonada a una marca desde hace años, no quieras cambiar. Debes de tener en cuenta que el pelo se acostumbra a cada tipo de jabón y el efecto que deja en él no es igual el primer día que después de meses usándolo. Cuando acabes uno, compra otro de diferente marca. Tu pelo no solo se verá limpio durante más días, también más suelto y brillante.