Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Extra 'recover': pelo, piel, cuerpo y pies ¡Recupéralos tras los estragos del verano!

reparar tras el veranodivinity.es

Tras los días de sol, playa y piscina, de cenas y sobremesas interminables, llega la hora de volver a cuidarte. Si tu pelo ha perdido brillo, opta por las mascarillas, los enjuagues de agua fría y hasta por un nuevo corte. Tu piel pide a gritos un peeling, más hidratación y nutrición. Para meter tu cuerpo en cintura necesitas un cambio de hábitos, empieza por comprar alimentos frescos en el mercado. Pon atención en los pies, necesitan cuidados extra.

Recuperar el pelo
Tu pelo necesita un extra de hidratación tras pasar meses al sol y en contacto con el agua del mar y de la piscina. Un buen ritual es lavar el cabello, al menos una vez a la semana, con un champú específico compuesto de aceite de argán con propiedades antioxidantes y rico en vitamina E que promueve la regeneración celular.
También una vez a la semana conviene utilizar una mascarilla hidratante (las caseras son infalibles), pero no tengas prisa aplícala mechón a mechón y déjala actuar al menos 10 minutos. El pelo agradece en esta época del año un extra de nutrición, consíguela con un serum que debes dar de medios a puntas antes del peinado. Como extra, procura realizar el último enjuague con agua fría, es el mejor potenciador del brillo.
reparar tras el verano
Acude a tu peluquero
Cuando el pelo está muy castigado, a veces no queda otra que ir a la peluquería. Si llevas el cabello teñido seguramente habrá que volver a aplicar el color. Los rubios se estropean con más facilidad, así que es mejor elegir un tono más oscuro que el que llevabas antes de acudir a tu peluquero (con los lavados el rubio volverá a aparecer).
La opción de cortar algo más que las puntas puede ser perfecta si deseas un cambio de imagen para la nueva temporada. A veces no es sólo una solución para un pelo sin vida sino un acierto como el nuevo ‘look’ de la modelo Jourdan Dunn.
reparar tras el verano
Iluminar la piel
Limpiar, hidratar y proteger. Este es el ritual que debes cumplir a diario. Limpiar el rostro día y noche y, al menos semanalmente, realizar un peeling que retire las células muertas y aporte luminosidad a la cara. Hidratar aplicando en primer lugar un sérum específico y a continuación tu crema habitual. Conviene repetir el proceso de limpieza e hidratación por la noche, pero si eres perezosa para las cremas apúntate a los aceites secos para la cara.
La protección de la piel no es de uso exclusivo del verano. Vivas donde vivas, acostúmbrate a no salir de casa sin una crema con factor de protección, para eso se han inventado las ‘BB’ y las ‘CC creams’: te ponen buena cara, hidratan y además protegen la piel. Un todo en uno que no puedes dejar pasar.
reparar tras el verano
Poner en forma tu cuerpo
No hace falta que nadie te diga si este verano has cogido o perdido peso, tú lo sabes mejor que nadie. Para recuperar tu figura empieza por seguir el ejemplo de Naomi Watts: vete al mercado a comprar productos de temporada (de paso regálate flores) y ponte a cocinar lo que sabes que te sienta bien.
Mima la piel de tu cuerpo con una exfoliación semanal e hidratación diaria, si no soportas las cremas apúntate a los aceites tras la ducha, son igual de efectivos. Retoma el ejercicio físico. Si necesitas perder peso alterna algo de cardio con disciplinas como pilates o yoga en las que consigues tonificar los músculos. Si quieres ganar volumen debes practicar ejercicios de musculación. Nunca olvides ponerte en manos de profesionales si no quieres acabar lesionada.
reparar tras el verano
Los pies, los grandes olvidados
Si termina el verano y te preguntas qué les ha pasado a tus pies, la respuesta está en las sandalias. Los talones descubiertos van tragando polvo y suciedad y aparecen grietas y sequedades que no tenías durante el invierno. Si necesitas una cura intensiva, la mascarilla casera de vaselina y glicerina puede ser tu mejor aliada.
Cuida tus pies igual que el resto de tu cuerpo y apúntate a la exfoliación semanal y la hidratación diaria, mejor por la noche cuando ya no vas a utilizar calzado, es una buena costumbre para evitar el exceso de sequedad el resto de tu vida.