Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Quieres una piel 'eco'? Te contamos cómo

cosmetica biodivinity.es

Hidratar, tratar y cuidar la piel y el cabello se han convertido en parte de una filosofía de vida para ‘celebrities’ como Jessica Alba, Jennifer Garner o Michelle Jenner. Muchas famosas confiesan que parte de su rutina de belleza está en la naturaleza, no sólo en lo que a la alimentación se refiere, también se declaran partidarias de la cosmética bio, eco y natural. Aunque existen ligeras diferencias, las tres comparten dos premisas básicas: un elevado porcentaje de componentes naturales y ausencia de sustancias prohibidas como ingredientes sintetizados, siliconas, parafinas y otros derivados del petróleo que son las que otorgan toxicidad a la cosmética industrial. Te damos las claves.

Sin ingredientes tóxicos ni derivados del petróleo, la cosmética 'bio' se compone básicamente de ingredientes naturales y en especial de aceites esenciales derivados de productos vegetales. Además de los múltiples beneficios que aporta, los principios de sostenibilidad, comercio justo o el reciclado de envases forman parte de la filosofía de la cosmética ecológica. Plantearnos un cambio en nuestra rutina de belleza y empezar a apostar por productos naturales puede mejorar nuestra salud.
cosmetica bio
Gracias al impulso de famosas como Gwyneth Paltrow, Jennifer Lopez, Olivia Wilde o Megan Fox, la marca americana de cosmética capilar Rahua ha pasado a ser mundialmente conocida. El principal componente de todos sus productos es el aceite de la nuez de rahua y en el proceso de elaboración sólo se utilizan ingredientes botánicos que se extraen con criterios de sostenibilidad. Además, muchas tribus del Amazonas (de donde procede la nuez de rahua) se benefician de la explotación controlada gracias a un programa de comercio justo. En España se puede adquirir toda la gama de chamús, acondicionadores, mascarilla y tratamientos, en la tienda JC Apotecari de Barcelona.
Pero sí aún así te entra susto en el cuerpo por si los productos que tienes en tu neceser son tóxicos, puedes consultar la web Skin Deep Cosmetics Database de Environmental Working Group, donde analizan más de 78.000 productos, indicando el grado de toxicidad de cada uno de ellos, según su composición.
cosmetica bio
Alqvimia fue la primera marca de cosmética natural y de aromaterapia de España. Instalada en Tortellà, Girona, desde 1984, cuenta con establecimientos SPA y con una alta gama de cosméticos para el cuidado corporal y facial libres de tóxicos y sustancias químicas de síntesis, cuyos principios activos se basan en materias primas y aceites esenciales 100%. Ya no es la única española en el mercado, otras como Karicia o Taller Amapola parten para la elaboración de sus productos de la obtención de aceites vegetales de frutos y plantas que constituyen la base de formulación de sus cosméticos.
cosmetica bio
La empresa Los Jabones de mi Mujer también ha supuesto en España un impulso a la cosmética natural. Dispone de una gama facial, corporal y de hogar que se fabrica de manera natural utilizando el aceite de oliva como base de su producción al que se añaden plantas aromáticas como lavanda o romero, cera de abeja y otros aceites como el de hamamelis y el de argán. Otras como Matarrania han seguido su ejemplo en la elaboración de sus productos tomando como base el aceite de oliva. Es una de las marcas que posee el sello que certifica una producción 100% orgánica.
cosmetica bio
Aunque hemos apuntado que cosmética natural, ecológica y biológica son términos similares, se diferencian a efectos de obtener el sello de calidad de entidades como Ecocert (española) o CosmeBio (francesa). Ecocert  exige para su certificación que al menos el 95% de los componentes del producto sean vegetales. Para la Cosmética Natural como mínimo el 50% de los ingredientes naturales y el 5% del total de componentes deben proceder de agricultura ecológica. Esta última exigencia se eleva al 95% y 10% respectivamente para un certificado de Cosmética Bio y Eco. La empresa Naetura es la primera española en conseguir de Ecocert el sello Bio.
cosmetica bio
Ingredientes naturales como principios activos, que prometen iguales o mejores resultados que las fórmulas industriales, son la apuesta de firmas como la francesa Caudalie, “cosm-ética” natural de alta gama que basa sus beneficios en la semilla de la uva y el resveratrol o la griega Apivita que ha desarrollado más de 5.000 fórmulas basadas en materias primas naturales entre las que destacan aceites esenciales, propoleo, miel, jalea real y cera de abejas y que ofrece desde una línea solar hasta tintes para el pelo.
cosmetica bio
Laboratorios como Sanoflore, con una gama completa de cuidado facial y corporal, con desodorante incluido y una línea especial bebe/mamá, centran sus esfuerzos en reducir el impacto ambiental de los embalajes, dando prioridad a materiales reciclados o reciclables, en combatir la biopiratería evitando mediante el depósito de patentes que se prive a las poblaciones indígenas de sus legítimos derechos sobre el uso de las plantas, en apoyar la biodiversidad y los proyectos agrícolas de carácter local y siendo además reconocida como marca de intercambio de comercio justo.
cosmetica bio
La marca Alemana Dr. Hauschka nació en 1967 como resultado de la puesta en común de las ideas de un médico y una esteticista. Sus cosméticos están elaborados a partir de aceites esenciales de frutos y plantas e incluyen, además de la clásica línea corporal y facial, otra de maquillaje elaborada con pigmentos 100% naturales y no es la única, otras marcas como Ainhoa o Beauty Without Cruelty también han apostado por crear líneas de maquillaje 100% orgánicos.
cosmetica bio
Lo último cosmética natural son los esmaltes de uña ecológicos. Uno de los primeros que salió al mercado fue Kure Bazaar, una idea que puso en marcha la modelo francesa Kartika Luyet cuando estaba embarazada y cuya fórmula está compuesta en un 85% a base de madera, maíz, algodón, trigo y patata. Y no es la única marca que fabrica lacas de uña con ingredientes naturales, los esmaltes de Zoya, perteneciente a la corporación Art of Beauty, también están libres de tóxicos y han conseguido gran prestigio entre los profesionales del mundo de la cosmética.