Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Channing Tatum, hombre más sexy del mundo y ex obrero de la construcción

ssdivinity.es
Tuvimos a Mila Kunis hace unas semanas como la mujer más sexy del mundo. No sólo por su físico, también por su muy bien amueblada cabeza. Pues bien, ahora People ha hecho público a quién corresponde el galardón masculino. Se trata de Channing Tatum, de 32 años. Es el actor al que has visto presumir de musculo en Magic Mike, la película de Steve Soderbergh. Cuentan las crónicas que recibió la noticia mientras bañaba a los perros con su esposa. Sí, también nos gusta un tipo que gasta el tiempo con su pareja cuidando a las mascotas. Pero la publicación tiene otra versión de los hechos. Dice que le nombraron el hombre más sexy en el momento menos sexy ¡mentira!
11
Para conocer a Channing lo primero que hay que citar de él es que es un enamorado de su trabajo. Se implica hasta el final para meterse en sus personajes. Y prueba de ello es que cuando rodó 'Querido John', se afanó tanto que su personaje terminó formando parte de él para siempre. Es decir, tenía que hacer de surfero y le gustó tanto aprender que ahora dice que es adicto. Fue terminar la película y comprarse tablas y lanzarse a la playa. Dijo, además, que le daba vergüenza, siendo como era de Florida, no haber empezado antes.
Cuando era niño lo que le gustaban eran las artes marciales. Jugó al fútbol, al béisbol. Incluso entró en una escuela militar. Pero luego rechazó cualquier actividad deportiva en la universidad. Ya tenía un objetivo entre ceja y ceja, el mundo del espectáculo, aunque empezó desde lo más abajo posible: era bailarín erótico. Antes su lista de oficios fue la de todo un pluriempleado: obrero de la construcción, vendedor a domicilio de colonias y cuidador de mascotas en una guardería de perros y gatos.
111
Logró ser modelo años después y la primera pica en Flandes la puso en la serie CSI. De ahí a Step up y Gi Joe hasta tener cuatro estrenos en cartelera. La vida como stripper tampoco le dio quebraderos de cabeza. Al contrario que las mujeres, que deben desnudarse, en su caso sólo tenía que menear las carnes, o mejor dicho, músculos, y ya. Del mismo modo, también fue fácil para él ganarse 400 dólares en una semana por aparecer en el vídeo de Ricky Martin 'She bangs'.
Al final, de todo aquello lo que le quedó es la pasión por el boxeo. Dijo en una entrevista con Fabián Waintal que si tuviera que cambiar algo de su vida, elegiría sus dientes, destrozados por las peleas.
Su pasión por el trabajo de actor llega hasta el punto de haber afirmado en una ocasión que si quisiera suicidarse, sólo tendría que leer comentarios sobre él en Internet. Algunas críticas se le han clavado como puñales, pero considera que aún sigue en una academia de actores: el ir a rodar cada día.
11
Que te encante resulta inevitable. No sólo es un chico capaz de atender a una mascota con mimo y cariño, ya incluso por deformación profesional, con cara de bueno, músculos duros y cicatrices de puñetazos por todo el cuerpo. También tiene un punto exótico, pues es descendiente de indios americanos y luego tiene también un cruce de sangre europeo francés e irlandés. Es una rara avis y en esto de la belleza, ya se sabe, lo mestizo siempre gana.
Su mujer también es actriz, Jenna Dewan, también ex bailarina. Ahora cada vez que habla con Channing ya no se dirige a él por su nombre, sólo dice: hombremássexdelmundo. Pero es mucho más. Channing tiene su punto de superación. En el colegio fue disléxico y cree que le veían como el chico más aburrido del mundo. Si la edad adulta es una lucha contra los traumas de la infancia, como diría el topicazo de psicólogo, lo de este actor no admite lugar a dudas. Tras desempeñar decenas de oficios a cada cual más singular, es ahora el hombre más sexy del mundo y su carrera cinematográfica no ha hecho más que empezar a brillar.