Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

We 💟 'socks' más que nunca: atrévete a subirte los calcetines bien arriba (y con tacones)

lcetinesdivinity.es
Los calcetines son una prenda que, al margen de su evidente utilidad, van y vienen como tendencia de moda e incluso a veces milagrosamente desaparecen. Esta temporada se han convertido en lo más, se llevan combinados, descoordinados, de todos los colores y con todos los estilos, con zapatos planos, con tacones y hasta con sandalias. La única consigna para llevarlos al más puro estilo ‘fashion’ es que se vean.
Loewe, Prada y Gucci convierten la catetada en tendencia
lcetines
Cuando las firmas presentan sus colecciones en la pasarela no sólo dan visibilidad a sus propuestas de temporada, con ayuda de los estilistas y gracias en buena medida a los complementos también crean tendencias de estilo que más o menos rápido se trasladan a la calle. Esta velocidad de crucero está directamente relacionada con el número de desfiles que coinciden en una misma propuesta, que en el caso de los calcetines han sido muchas y muy variadas.
A modo de ejemplo, Prada ha apostado por el calcetín de lana, Gucci por el deportivo y Loewe por el ejecutivo, pero para la temporada de invierno hay una lista casi infinita de firmas que han coincidido en la idea de dar visibilidad al calcetín y combinarlo con tacones: Missoni, Vetements, Tommy Hilfiger, Hermés y un largo etcétera, han convertido lo que podría parecer una catetada en una de las tendencias más seguida de la temporada.   
De la pasarela a la calle: combinado o en contraste
lcetines
El resultado inevitable de tanta coincidencia en la pasarela es que el calcetín se ha adueñado de los estilismos más fotografiados de las calle. Pero ¿cómo lo combinan las expertas del Street style? Pues hay para todos los gustos y esta es la primera lección que hay que aprender: los puedes llevar coordinados con el zapato y el vestido, de manera que se integren perfectamente el estilismo, también en contraste con el calzado pero coordinados con alguna de tus prendas, un reto que eleva el nivel de dificultad un grado y, finalmente, completamente descoordinados, lo que supone un nivel de experta no apto para todas.
Los deportivos: grítale al mundo que juegas en otra liga
lcetines
En este caso lo de jugar en otra liga no tiene nada que ver con el deporte, significa que esta tendencia de usar calcetines de deporte con falda y stilettos es mucho, muchísimo más complicado de lo que parece. Si además son blancos puede incluso que te desmayes cuando te mires al espejo, no obstante hay quien se lo puede permitir y además quien sabe cómo hacerlo.
En cuanto a lo de podértelo permitir, lamentablemente son necesarias unas piernas largas y bien torneadas, el calcetín las acortará visualmente por lo que se verán más gruesas. En cuanto a cómo hacerlo, lo mejor es que los calcetines sean de un tejido fino de manera que queden pegados al cuerpo y el tobillo quede bien definido.
Cómo usarlos largos al estilo colegiala
lcetines
Otra versión del zapato con calcetín es el tipo colegiala: subido hasta la rodilla e incluso más allá, que este año se combina con zapatos planos. Olvídate de llevarlo con zapatos de tacón a lo Carrie Bradshaw, ese estilismo ha quedado como un recuerdo de los años noventa. Para completar el look lo mejor son las faldas mini, porque dejan ver tus piernas (y tus calcetines) y apostar por un estilo deportivo, fácil y cómodo, nada de sofisticación.
Ejecutivos y de rejilla para las más atrevidas y menos frioleras
lcetines
Denostados durante años, ahora resulta que los ejecutivos vuelven a estar de moda… pero solo entre las mujeres, algunas, las más osadas, que son capaces de llevarlos hasta con faldas y babuchas. Lo cierto es que este estilismo concreto resulta de momento anecdótico, pero el que sí se ha convertido en prenda casi imprescindible es el calcetín de rejilla, que desde el otoño asoma tímido por debajo del arsenal de pantalones pesqueros que pasean por la calle. Un desafío al frío en toda regla pero que resulta muy divertido además de ser apto para todos los cuerpos. Lo más es combinarlos con zapatos de tacón, una mezcla que además ayuda a estilizar la figura.