Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ocho detalles estéticos que hemos aprendido de las políticas españolas

politicasdivinity.es
No hablamos con la misma pasión (ni espíritu de crítica) de un traje de Albert Rivera que de un vestido de Inés Arrimadas. O de las americanas de Carme Chacón que de Pedro Sánchez. Tampoco de las camisas del Alcampo de Pablo Iglesias o las perlas de Manuela Carmena. Cada cierto tiempo, vuelve el debate de por qué aún juzgamos más duramente la imagen de las mujeres. Las políticas están sujetas a una doble presión: por un lado su propio trabajo y, por el otro, cómo se muestran estilísticamente en él. Para ayudar a que eso cambie, vamos analizar en positivo en vez de en negativo: estos los detalles estéticos que hacen bien algunas de las principales mujeres de la política española. ¡Haremos también el tema sobre ellos!
Arantza Quiroga
politicas
Aunque ha dimitido esta semana, la líder del PP vasco ha sido una política que destaca por rejuvenecer el minimalismo. Sólo tiene 42 años y sabe dar un toque diferente a sus habituales prendas sobrias, bien añadiendo complementos que supongan un contraste a su estilismo -como un maxi bolso-, bien con un simple gesto como remangar las mangas de una blusa de seda.
Andrea Levy
politicas
Se nota que la Vicesecretaria de Estudios y Programas del PP es una mujer que sigue las modas. Tiene 31 años, pero sabe cómo llevar las prendas de tendencia sin gritar 'soy moderna'. Hay mil maneras de combinar un pantalón pitillo o uno de campana, pero ella lo hace de una manera clásica, sin virguerías. Aunque sin duda su estilo supone un giro hacia la actualidad si se compara con el de cualquiera de sus compañeras de partido.
Begoña Villacís
politicas
La portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid es una de las políticas que mejor controla el color. Sabe muy bien los que mejor le sientan a su piel y su pelo morenos y trata de iluminarlos a base de tonos claros (blanco, pasteles, coral) y colores vibrantes que provoquen un contraste, en lugar de apagarlos con tonos como los ocres o los tierra que le darían un aspecto cetrino.
Inés Arrimadas
politicas
La líder de Ciudadanos en el parlamento de Cataluña tiene una virtud de la que muchas deberían tomar nota: no esconde su feminidad pero no cae en la cursilería. Le sientan bien los vestidos al cuerpo y, como es lógico, los usa. Además, cuando utiliza pantalones prefiere llevarlos con zapatos de tacón, los que todas sabemos que estilizan la figura, te hacen parecer más esbelta y te dan seguridad.
Meritxell Batet
politicas
Actualmente es Diputada, Secretaria de Estudios y Programas del PSOE y número 2 de la lista del partido para las elecciones generales. A sus 42 años, demuestra cada día que un pelo rizado, cuidado y bien cortado, es tan estiloso como un pelo lacio. Nada de planchas, nada de ‘pelus’, nada de nada que no sean muchos cuidados. Una sonrisa radiante y unos labios bien maquillados hacen el resto para un estilo único, el suyo.
Carme Chacón
politicas
Su seña de identidad es y ha sido el negro. La Secretaria de Relaciones Internacionales del PSOE pertenece a esa generación que tiene el armario lleno de ropa negra especial para cada momento: vaqueros, vestidos de día, de cóctel, de noche y trajes, como aquél celebrado medio esmoquin con el que, siendo Ministra de Defensa, asistió a la Pascua Militar en enero de 2009.
Manuela Carmena
politicas
Aunque la Alcaldesa de Madrid no realiza grandes esfuerzos en cuestión de estilo, viste de acuerdo con sus gustos personales y no le da más vueltas. Hay un detalle que destaca en la mayoría de sus estilismos, se trata de sus collares de perlas. Sin prejuicios. De una sola o de varias vueltas, es una concesión a la coquetería que casi nunca olvida.
Rita Maestre
politicas
De la Portavoz del Grupo Ahora Madrid y Concejala del Ayuntamiento de Madrid habría que destacar que no haya cedido un ápice a su estilo de joven de 27 años. No ha cambiado su peinado -melena suelta o sujeta en una coleta-, ni sus camisetas, ni su faldita vaquera, ni sus merceditas por prendas en las que, seguramente, ni se encontraría cómoda ni hablarían como éstas de quién es ella.