Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dime dónde trabajas y te diré cómo ir vestida: en verano, estilo en la 'ofi'

oficinadivinity.es
Lejos del versátil pantalón de pinzas negro que tantas mujeres ‘sufren’ como uniforme de trabajo, muchas no terminan de acertar con un ‘look’ que cumpla con dos premisas: que tenga estilo y que sea adecuado para ir a la oficina. A menos que te exijan uniforme o que tengas que someterte a un protocolo determinado no hay que temer a las tendencias, basta con adaptarlas a tu puesto de trabajo para salir airosa del momento ‘working girl’ estival. Te proponemos cinco prendas básicas de trabajo con las que inventar nuevos estilismos.  
El pantalón
oficina
Si en tu lugar de trabajo son tan serios que te sientes más cómoda apostando por el estilo clásico, deja de lado el pantalón negro y compón tus estilismos con toques de tonos vibrantes siguiendo el ejemplo de Jessica Alba: con pantalón ‘palazzo’ de color coral que combina con blazer y camiseta de estilo marinero. 
Si en tu oficina nada te impide apostar por las tendencias, esta temporada prueba con las faldas de largo ‘midi’ o con los pantalones ‘culotte’, combinados con camisetas o camisas te dan un toque tan actual como el de Leandra Medine. Para las que están rodeadas de creatividad existen propuestas más divertidas: pantalones ‘oversize’ e incluso de patrones imposibles como las bermudas de Taylor Tomasi Hill.
Chaqueta + vestido
oficina
Si quieres salir del clásico traje pantalón pero debes guardar un cierto ‘protocolo’ opta por la clásica combinación de vestido y blazer, pero atrévete a acorta el largo de la falda, como la lleva Nicky Hilton, estarás siguiendo las reglas pero te verás más atractiva.
Para profesiones menos estrictas, puedes reinventar las reglas añadiendo un vestido a tu estilismo de traje pantalón, en un momento de urgencia puedes quitártelo y transformarte en una perfecta ‘working girl’. Para profesiones más relajadas este año abusa de la cazadora vaquera y si es ‘oversize’ o la llevas customizada mucho mejor.
El chaleco XL
oficina
Se ha convertido en un básico y puede adoptar un aire clásico combinado con un pantalón del mismo tono. La elección de Nicole Richie es perfecta para esas reuniones serias en las que la indumentaria no puede ser una distracción, siempre que no elijas también su color del pelo.
 Otra apuesta perfecta es llevarlo en tonos vitamina haciendo contraste con otras prendas, consigues un ‘look’ menos severo pero con mucho estilo. Pero si buscas la tendencia y nadie te lo impide, elige la prenda más buscada de la temporada, el vestido-top de Kendall Jenner.
El vestidito
oficina
Aunque el ‘dress code’ de tu oficina te exija prendas serias, nada te obliga a ser aburrida. Con un vestido de tonos neutros sin mangas puedes cumplir con las exigencias de tus colegas sin perder un ápice de estilo. Combínalo con una camisa que contraste, elige patrones al cuerpo, apuesta por tejidos especiales como el serraje o la piel, como el de Letizia, y  apuesta por complementos originales y vistosos.
Si nada te exige cumplir con ciertas reglas de vestuario, elige los colores y patrones más divertidos, apuesta por los estampados y hasta por las asimetrías, pero no te olvides de la comodidad porque la jornada laborar puede ser muy larga.
Los vaqueros
oficina
Es cierto que no en todas partes admiten que vayas en vaqueros, pero te puedes saltar las reglas con una lápiz falda en tejido ‘denim’, a ver quién le pone un pero a Olivia Palermo y su estilismo ‘lady tejano’.
Si en tu oficina son más tolerantes, elige las tendencias de la temporada. Puedes apostar por el pantalón de campana, por el peto vaquero e incluso por los ‘ripped jeans’ o los customizados con parches. En estos casos elige con cuidado el resto de tu ‘look’ y esmérate en los complementos, no es necesario que parezca que vienes directa de una noche de marcha.
Divinity Zen TV