Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ropa desgarrada, ligas... Disfrázate de Halloween sin tener que ponerte un disfraz

halloweendivinity.es
Si te ha pillado Halloween y no tienes preparado un disfraz, no te preocupes, te damos ideas para conseguir uno con tu ropa de calle y un ligero toque. El vestido negro es el comodín perfecto para ser una bruja o parecerte a Morticia Adams. Por ejemplo, aprenderemos de Miranda Kerr a conseguir, con tu ropa interior, convertirte en domadora. Como lo oyer: la ropa desgarrada y el efecto sangre son dos bazas ganadoras. Estos trucos te pueden salvar el ‘look’ de Halloween. ¡Inspírate! 
Vestidito negro
halloween
Vestir de negro parece ser uno de los mejores apaños en las fiestas de Halloween. Un vestidito, el que en versión cóctel llamamos ‘little black dress’ es el comodín perfecto para transformarte. Combinarlo con medias y botas también negras sirve de base a Jennifer Garner y Bella Thorne para construir un disfraz de bruja. Basta añadir una capa y un sombrero (o sólo este último) y ‘¡voilà!’, ya tienes disfraz para este año.
Vestido negro largo
halloween
Morticia Adams es uno de los personajes favoritos en las fiestas de Halloween. Su imagen es fácil de imitar pues basta con un vestido negro largo hasta los pies y en esto no te compliques pues da igual el tejido, lo que importa es el efecto. Para terminar de parecerte a ella sólo necesitas maquillar tu cara de blanco, un ahumado en los ojos y mucho rojo de labios. Bueno, si lo necesitas como Nicole Richie añade una peluca morena y larga a tu disfraz, pero si tu pelo es como el de Liv Tyler no te hará falta.
Ropa interior
halloween
Si el tiempo lo permite, que parece que sí, es una ocasión perfecta para enseñar tu mejor lencería. Eso es lo que parece haber pensado la modelo Rosie Huntington-Whiteley que está muy mona aunque no sepamos de qué va vestida y tal vez eso sea lo de menos. El disfraz de Miranda Kerr puedes conseguirlo con un ‘body’, medias de cristal, chaqueta tipo frac o en su defecto de esmoquin. Con una fusta y una chistera podrás convertirte en domadora.
Una malla debajo
halloween
Si quieres parecer un zombi prueba a añadir una malla desgarrada debajo de cualquier cosa. Kate Moss, disfrazada de calavera mexicana (en la que lo importante es el maquillaje y no el vestido), opta por esta prenda bajo su traje de flamenca. También Gisele Bündchen apuesta por una malla rota bajo un enorme corsé de tela vaquera y una falda de lentejuelas. Una muerta muy viva que parece haber luchado para salir de su tumba.
Un tocado basta
halloween
Un disfraz de diablo consiste, según Alessandra Ambrosio, en vestir de rojo y añadir unos cuernos a tu cabeza. Igual de simple, aunque mucho más ‘fashion’, es el disfraz de ‘cat woman’ de Nicole Scherzinger. Para ella basta añadir un tocado de gatita y unas muñequeras a un pantalón de vinilo (bastaría cualquier pantalón o ‘legging’ de cuero) y un abrigo-capa negros. ¡Y no necesitas ni maquillaje de muerta!
Sólo el maquillaje
halloween
Toma nota de Heidi Klum: vestida con traje de chaqueta y con un maquillaje muy trabajado, consigue pasar por una anciana de más de 80 años. El proceso mental de Kate Upton con su vestido blanco no se entiende bien ¿es tal vez una Marilyn esquelética? Gwen Stefani, con pantalón y chaqueta perfecto, sólo lleva un “disparo” en la cabeza. Suficiente para la noche de Halloween.
Apenas nada de nada
halloween
Si eliges un estilo o personaje muy reconocible bastará con copiarle el 'look'. El productor cinematográfico Brian Grazer y su pareja Gigi Levangie Grazer apuestan por el estilo rapero con chandal, deportivas y grandes cadenas al cuello. Incluso sin las gafas y el sombrerito estarían perfectamente reconocibles. La actriz y cantante Julianne Hough eligió, junto al que era su pareja Ryan Seacrest, un disfraz de Bonnie & Clyde: falda tubo, suéter de manga corta, pañuelo al cuello, boina y, para rematar, una pistola de juguete. Nada que, rebuscando, no encuentres en tu armario o en el de tus amigas.