Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

De cierre cruzado, de pelo o masculino: elige el mejor abrigo según tu cuerpo

abrigo-cuerpodivinity.es
Como en la elección de cualquier otra prenda, la del abrigo también depende de tu altura y volumen. Apuesta por patrones rectos para reducir volumen y alargar la silueta. Las mujeres más altas pueden optar por el tipo ‘trench’ y los patrones ‘oversize’. Desmontamos el tópico: los abrigos largos también son para las bajitas. Hay que cuidar detalles como los botones, el cuello, los bolsillos y, por supuesto, los tejidos. Cada cuerpo tiene un abrigo y aquí te los contamos todos.
El abrigo masculino: para todas
abrigo-cuerpo
Entre las vas ventajas del abrigo masculino (recto y de cuello sastre), están que es perfecto para todos los cuerpos, que su corte clásico no pasa de moda, que este año es tendencia y que combina prácticamente con cualquier ‘look’. Para elegir el que mejor te sienta hay que tener en cuenta la medida y el tejido.
El mejor largo está entre la mitad del muslo, como lo lleva Emma Stone, y la rodilla. Si eres alta te puedes permitir más longitud, pero no es el caso de Eva Longoria con su 1,57 m de altura. También hay que tener en cuenta los tejidos. Si buscas reducir volumen evita la lana y la felpa porque te harán parecer más ancha y apuesta por los tejidos de sastrería como el paño, porque no pierden la forma y estilizan.
El abrigo ‘trench’: para las anchas de cadera y para las altas
abrigo-cuerpo
Es otro de esos patrones intemporales al que le pueden sacar partido casi todas las mujeres. Es una de las mejores prendas para potenciar cintura y disimular caderas, eso lo convierte en un gran aliado para estilizar esta zona del cuerpo que tanto suele preocupar a las mujeres.
También es perfecto para las mujeres altas, como Monica Bellucci (1,71) y Katie Holmes (1,75), pues ayudan a romper la línea longitudinal. En cuanto a su largo, te sentará mejor si no sobrepasa la rodilla y además podrás presumir de piernas.     
Abrigo ‘oversize’: para altas y no muy delgadas
abrigo-cuerpo
Entran en esta categoría no sólo los de tamaño XL, también se incluyen los de patrón ‘cocoon’ o tipo huevo. Para esta clase de abrigos, bastante difíciles de llevar, la primera premisa que se debe cumplir es la de tener cierta corpulencia, de lo contrario parecerás un fantasma perdida entre tanta tela. Lo segundo necesario es tener altura porque aporta volumen y acorta la figura, es el caso de Kim Kardashian que no llega al 1,60.
El modelo ‘cocoon’ es perfecto para Caroline de Maigret, con un cuerpo de tipo triángulo invertido, pues suaviza la línea de los hombros. Este patrón también favorece a las mujeres de caderas anchas, que también pueden apostar por la línea A y el corte imperio. En cualquier caso habrá que estar atenta al largo elegido según tu altura.
El abrigo largo: la altura determina el patrón
abrigo-cuerpo
Aunque siempre se ha dicho que los abrigos largos sólo son para las mujeres altas, hay que desmontar este tópico, realmente es el patrón y no tanto la longitud el que determina si un abrigo largo es apto o no para las que no lo son.
Es evidente que Liv Tyler, con su 1,78 m de altura es capaz de defender un abrigo hasta los tobillos, pero una mujer como Mary Kate Olsen, que mide 1,52 m, también puede hacerlo. Para las mujeres de poca altura es importante elegir patrones entallados al cuerpo, no ajustados, que alargan la figura y mejor si llegan al tobillo que si se quedan en un largo ‘midi’. 
El abrigo: ¿de cierre simple o cruzado?
abrigo-cuerpo
Aunque sólo parezca un detalle, el tipo de cierre es casi tan importante como el patrón elegido. El abotonado simple es perfecto para mujeres rellenitas, para disimular el busto y para alargar ópticamente la figura de las mujeres de poca altura como Salma Hayek (1,57 m).
Un abrigo cruzado, aunque no es el más apropiado para mujeres como  Jessica Chastain  (mide 1,63 m), te sentarán bien si tienes poco pecho, eres delgada y siempre que el patrón sea recto y no se despegue demasiado del cuerpo.
La importancia del cuello del abrigo
abrigo-cuerpo
Si tu cuello es largo y estilizado, no tienes problemas en poner volumen en esta zona, en caso contrario no te van a favorecer ni el de pelo que lleva Olivia Palermo ni los camiseros, tampoco debes usarlos si tienes un busto generoso.
En ambos casos es mejor elegir los cuellos de solapa como el que lleva Jennifer Aniston , pues este tipo de escote despeja y estiliza el cuello, amplia la línea de los hombros y equilibra el volumen del pecho.
Colores, adornos y estampados
abrigo-cuerpo
Si pretendes alargar y afinar tu figura, lo mejor es elegir tejidos lisos, no necesariamente oscuros, y nunca brillantes. Si no quieres poner el acento en las caderas, no hagas que la vista se fije ahí con bolsillos de parche como los de Rihanna. Y por supuesto hay que evitar los estampados grandes y las rayas horizontales que sientan bien a las altas y delgadas como Karlie Kloss.
El abrigo de pelo
abrigo-cuerpo
Una mujer con altura defiende un abrigo de pelo cualquiera que sea su largo. Otra cosa son las mujeres de poca estatura. Si lo llevas demasiado largo, más allá de las rodillas, corres el riesgo de acortar altura y aumentar volumen. Es el caso de Ashley Olsen (1,52 m) en la primera fotografía.
Para evitarlo, opta por un chaquetón a la cintura como Sarah Jessica Parker (1,60 m) o, si prefieres una prenda más larga, ajústala con un cinturón. Esta última es la elección de Ashley Olsen en la segunda fotografía y, con ayuda de las botas, consigue alargar su figura.