Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Maldito grano inoportuno: trucos de maquilladora para disimularlo

granodivinity.es
¿Te ha aparecido en la cara un granito inoportuno? Pues que no cunda el pánico. Lo primero que debes hacer es no toquetearlo, es mucho mejor dejarlo tal como está. Lo segundo, tratarte bien la piel y en tercer lugar, unos truquitos de maquillaje con los que conseguirás disimularlo mejor que bien. Atenta, son cuatro pasos fáciles que lo harán prácticamente invisible.  
Tratar la piel, un primer paso totalmente imprescindible
grano
El primer paso que debes dar es limpiarte y exfoliarte la piel, granito incluido, para retirar impurezas y hacer que quede lisa y homogénea. Con la piel limpia puedes probar unos remedios caseros para tratar de desinflamar el grano como aplicar jugo de pepino, una mascarilla hecha a base de aspirina y agua o una elaborada con miel y limón. Déjalo actuar unos 15 minutos y retíralo con agua. Después hidrata la piel con una crema ‘oil free’.
El milagro del corrector verde para camuflar el granito rojo
grano
Si el granito está en pleno crecimiento lo normal es que tenga un tono rojo bastante llamativo. En este caso lo mejor es aplicar corrector verde para disimular el color. Si no eres muy hábil en esto del ‘makeup’ evita lo del corrector verde porque se verá bajo el maquillaje, en este caso lo mejor es un corrector del tono de tu piel como el que se usa para disimular las ojeras. Nunca uses un iluminador o corrector más claro porque potencia las imperfecciones. En cualquiera de los dos casos lo mejor es aplicar el corrector con un pincel del tamaño del granito para no colocar demasiado producto y pasados unos minutos difuminar los bordes, recuerda que se trata de productos compactos que se pueden notar bajo el maquillaje.
Base ligera para igualar el tono y polvos para fijar
grano
En estas ocasiones, para maquillarte e igualar el tono de la piel debes elegir una base fluida. Si la que tienes es densa puedes mezclarla con una hidratante, porque usar demasiado producto hará que se cuartee y resalten las imperfecciones. Tras la base, aplica un poco de polvos fijadores (un poco es un poco, no te pases) que evitarán tanto que el maquillaje desaparezca en pocas horas como que aparezcan brillos indeseados.   
El resto del maquillaje también sirve para camuflar
grano
Terminar potenciando esos rasgos que están libres de imperfecciones es fundamental para que el granito pase desapercibido al resto del mundo. Esmerarte en el maquillaje de los ojos si ha aparecido en las mejillas o el mentón, o utilizar un buen rojo de labios si se ha instalado en la frente, harán que la mirada se desvíe de este grano tan molesto que intentas que no se vea.