Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Maquillaje, aretes fake, pegatinas... Todo en piercings falsos

falso piercingdivinity.es
Los piercings tienen un punto divertido y transgresor que atrae, aunque no todo el mundo esté dispuesto a agujerear su cuerpo. Entre otras Kim Kardashian, que hace unos meses ha lucido un fake en el labio inferior. Afortunadamente existen muchas alternativas que dan el pego sin necesidad de pasar por ese trago: aretes a presión en el séptum o el hélix, imanes en el lóbulo, adhesivos en el tragus, el ombligo o en la ceja y hasta un tipo de maquillaje que simula un piercing en el labio.
Falso arete decorado para el séptum
falso piercing
El piercing en el séptum (tabique nasal) ha pasado de ser un adorno tribal a una de las maneras más fashion de colocarte un arete. Aunque no es necesario atravesar el cartílago, sólo se agujerea la piel, está esta alternativa nada invasora que consiste en colocarte un arete abierto. Subieron a la pasarela de la mano de Givenchy y ahora no hay fashionista que se resista a lucirlo en la calle, en portadas de revista y hasta en la alfombra roja. Este es el mismo sistema que se utiliza para lucir un fake en el labio, aunque por lo general éstos suelen ser lisos y más delgados.
Piercing a presión para la aleta de la nariz
falso piercing
Se le conoce como nostril y es el piercing que se lleva en la aleta de la nariz. Aunque es uno de los más comunes, no todo el mundo está dispuesto a perforársela. Para lucir un arete sin miedo a perderlo por el camino, lo más práctico es usar uno a presión, que funciona de manera similar a los pendientes de clip: se abre, se engancha con la parte plana hacia adentro y queda bien sujeto en la aleta de la nariz.
El discreto piercing magnético
falso piercing
Si en lugar de un arete quieres algo más discreto, puedes usar los falsos piercings magnéticos e incluso los adhesivos, de los que encuentras desde joyas a bolitas de plástico de colores. Con ellos puedes jugar a colocarlos en distintas partes de la cara: en la aleta de la nariz, en la parte superior del labio o bajo la boca y la oreja, ya sea en el lóbulo o en el hélix.
Aro joya para cubrir la oreja
falso piercing
En la oreja, además de en el lóbulo, se ha puesto de moda lucir pequeños aretes-joya en el lóbulo alto (un poco más arriba del pendiente habitual), en el hélix (la zona de cartílago exterior) y en el tragus (el cartílago central de la oreja). Si no quieres llenarte la oreja de agujeros, puedes optar por este tipo de joyas que se adaptan perfectamente al cartílago, pero tienen de bueno que podrás quitártelas cuando quieras sin que te quede una señal.
Adhesivos para lucir en el tragus
falso piercing
Un piercing en el tragus, como el negro que lleva Blanca Suárez (el suyo es real), puedes sustituirlo por bolitas o brillantitos adhesivos o por cualquier motivo de bisutería que puedes pegar a la piel con pegamento para el cuerpo. Este sistema es el mismo que se usa para simular piercings en el ombligo, bastará con pegar una bolita metálica en el propio ombligo y otra más pequeña justo encima para que parezcan un piercing real.  También puedes probar a colocar dos bolitas paralelas a uno y otro lado del tabique nasal o mini aretes en la ceja. Cuando quieras desprenderte de ellos, aplica aceite corporal y listo.
Maquillaje que simula un arete en el labio
falso piercing
Aunque se note que es falso, se ha convertido en una tendencia de maquillaje a tener cuenta. La única regla es que exista contraste entre el color de labios y el elegido para dibujar el 'arete' y cuanto más exagerado, mejor. El sistema es tan sencillo como pintar los labios del color deseado y trazar luego una línea vertical en el centro del inferior con lápiz labial líquido, a ser posible de color metálico.