Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Oro, plata y bronce: manual de estilo y errores del pódium ganador

podium ganadordivinity.es
Este verano los metales se han convertido en tendencia y no sólo en las joyas, también en la ropa, en los complementos y hasta en el color del pelo. También el maquillaje se contagia de la tendencia brillante en forma de sombras de ojos que te ayudan a iluminar la mirada. Apuesta por los tres tonos del pódium ganador, oro, plata y bronce, ya lo lleves en vestidos de cóctel o en prendas informales, ya lo uses en ‘total look’ o sólo como detalle.
Sombras metalizadas
podium ganador
El color del maquillaje se debe elegir en función del tono de la piel y en el caso de los metales las reglas son las mismas. Si tienes la piel morena, la plata y el oro pueden iluminar la mirada pero sólo deben ser utilizados en la zona del lagrimal y en el arco de la ceja, como lo llevan Freida Pinto y Jennifer Lopez.
Para las pieles blancas es más aconsejable el cobrizo de Úrsula Corberó, aunque si decides aplicarlo en todo el párpado es necesario oscurecer la zona más próxima al ojo con ‘eyeline’ y mucha máscara de pestaña, para evitar un efecto similar al de un ojo irritado después de haber llorado.  
El detalle
podium ganador
Oro, plata y bronce son colores neutros que fácilmente combinan tanto con otros tonos neutros como blancos, negros o tierra, como con algunos otros más vibrantes. El oro ilumina, más si cabe, al blanco, junto al negro se convierte en protagonista absoluto y consigue hacerse barroco unido a colores vibrantes.
La plata funciona con colores extremos: hace que resalten los tonos oscuros como los azules y el negro pero si se combina con tonos claros se puede confundir con el color gris. En cuanto al bronce, junto a los tonos más claros se apaga y puede pasar por la gama de los colores tierra pero brilla si se combina con tonalidades oscuras.
Las gafas
podium ganador
Si los espejos llevan siendo protagonistas de los últimos veranos, este año no iba a ser menos. La estrella de la temporada la lleva Chiara Ferragni, se llama ‘SoReal’ y va firmada por Dior. Es un modelo retro con tintes vanguardistas que combina el estilo ‘cat eye’ con una montura desestructurada.
A la hora de elegir unas gafas de sol es determinante la forma de la cara, pero también el color de la piel y del pelo. Si las usas de espejo, las de montura metálica y tono frío como el plata son perfectas para las pieles claras, a las pieles tostadas le favorecen los tonos cálidos, por eso las monturas y cristales dorados y cobre son la elección más acertada.
El color del cabello
podium ganador
Oro, plata y bronce también se han colado en las peluquerías para definir los nuevos tonos de coloración del cabello. El rubio platino ha sido desbancado por un tono dorado con mechas ‘babylight’ que, buscando un efecto suave y delicado muy alejado de la imagen de Marilyn Monroe, aportan al cabello suaves reflejos muy naturales. 
En cuanto a la plata, este ha sido el otoño/invierno de las melenas grises y no parece que la tendencia vaya a desaparecer. Lo importante cuando te decides por este color es que el cabello esté muy nutrido e hidratado para que no se confunda con una cabeza canosa descuidada.
El tono cobrizo, cuya gama es amplísima (del rojo al marrón pasando por el naranja) y que tiene una legión de seguidoras y otra igual de amplia de detractoras, debe ser elegido cuidadosamente. Si buscas que tu pelo no marque toda tu personalidad, para las pieles oscuras lo mejor es elegir un tono burdeos, para las tostadas son perfectos los caoba y rojizos y para las pieles más claras lo mejor es buscar un pelirrojo cálido muy natural.
El oro
podium ganador
Es un clásico de la alfombra roja en todas sus versiones: largo o corto, liso o brocado, mate o brillante, de encaje, lúrex, lentejuelas, bordado y en forma de transparencias. Vestir de dorado es un acto cargado de intenciones y aunque la primera y principal es no pasar desapercibida, el resto depende del estilo que adoptes.
Puedes ser tan sofisticada como Irina Shayk si apuestas por un vestido largo, con uno corto puedes resultar igual de sexy que Heidi Klum, recordar el estilo ‘disco’ de los ochenta con prendas como el mono de Gigi Hadid y hasta masculina si te decides por un traje de chaqueta y pantalón, aunque si éste es tan corto como el de Rihanna tu sensualidad subirá varios peldaños.
La plata
podium ganador
Es otro clásico perfecto para vestir en fiestas y cócteles que sienta fenomenal a las pieles más claras. La elección de una prenda de plata tiene también una clara intencionalidad: la falsa teoría de que podría pasar por un discreto gris, pues quien lo lleva sabe que va a llamar poderosamente la atención.
Los tejidos son similares a los utilizados para el dorado y en cuanto a las formas, para actos muy formales, de largo serás el centro de todas las miradas, ya lleves el vestido ceñido al cuerpo de Diane Kruger o el ‘slip dress’ (un patrón tipo camisón que será la estrella de la próxima temporada) de Jennifer Lawrence. El punto canalla para la calle lo ponen los vestidos cortos, con aberturas estratégicas como el de Cara Delevingne, y el pantalón pitillo de Lara Stone.
El cobre
podium ganador
Igual que ocurre al combinarlo con otras prendas, cuanto más oscura es la piel más brillará el color bronce aunque no se debe descartar si tienes la piel clara sólo hay que saber elegir el tono adecuado para cada una. La elección de Lupita Nyong’o, un cobrizo anaranjado, destaca sobre su piel oscura y por el contrario el tono casi borgoña del vestido de Amber Heard es el contraste perfecto para su piel clara.
Como avance de la próxima temporada, apuesta por el cobre para tus estilismos de calle, darán un toque ‘retro-glam’ a tus ‘looks’ y en función de cómo lo combines podrás vestir con ellos del día a la noche sin pasar por casa.
Divinity Zen TV