Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Póntelo todo: las prendas se llenan de parches, insignias, condecoraciones y pins

parches y pinsdivinity.es
Otra vuelta de tuerca a la moda de los ochenta ha llegado para quedarse. Aquellas prendas llenas de parches, pins, condecoraciones, insignias y carteles han conseguido abrirse paso como una de las tendencias del verano, aunque con vistas a extender su reinado hasta la próxima temporada. Las firmas que las han subido a la pasarela -entre otras Gucci o Libertine- han sido acogidas por mujeres tan influyentes como Beyonce, Rihanna o Chiara Ferragni y lo mejor es que puedes hacer tu propia versión comprando montones de parches y pins sueltos.
Las chicas guerreras de los años ochenta
parches y pins
A pesar de la mala fama que arrastra en cuestión de estilo, los ochenta se han convertido en una de las décadas más inspiradoras en la búsqueda y captura de tendencias actuales. Fue la época de los excesos, también en lo que a moda se refiere, y los iconos de estilo cantaban rock como Tina Turner o pop como Madonna. Customizar tu propia ropa era una máxima y no había nada más sencillo que llenar tus prendas vaqueras de graffitis, parches, condecoraciones y chapas (los llamados Pins, popularizados por los Sex Pistols en los años 80). Hasta la llegada del minimalismo la estética era cuanto más excesiva mejor, incluso Vogue USA lo dejó claro en editoriales como la firmada por Steven Meisel.
Marc Jacobs, Gucci, Libertine… larga vida a los parches
parches y pins
Si te parece que son historias de otra época no tienes más que mirar los diseños que han triunfado este verano y las propuestas del próximo otoño. Es cierto que algunas colecciones de años anteriores (3.1 Phillip Lim en 2013, Dior en 2014 o Alice + Olivia en 2015) han hecho el intento, pero lo de este verano con Marc Jacobs ha sido la locura, una locura que desde Gucci y Libertine van a trasladar al otoño y al invierno de 2016/2017. No son casos aislados, si las grandes compañías de low cost han colgado en sus páginas y estanterías de accesorios una amplia sección de parches, pegatinas y pins, es porque las ventas funcionan.
Las que no pierden el compás: Beyoncé, Chiara Ferragni y Rihanna
parches y pins
Hay muchas chicas en el firmamento del ‘street style’ y muchas de ellas ya han adoptado esta tendencia, pero hay tres nombres que no dan un paso en falso: Beyoncé, Chiara Ferragni y Rihanna. La primera se lanza a los parches con un kimono de la diseñadora senegalesa Selly Raby Kane, la segunda opta por el más puro estilo ochentero tuneando una cazadora vaquera con sus propios parches y la tercera ha elegido una biker de cuero de Dries Van Noten -customizada con 71 pins y 83 parches de París y 6 charms de la Torre Eiffel-. Esta chaqueta fue creada y elaborada por el propio diseñador para una subasta en Barneys New York en beneficio de la comunidad LGTB.
La multiplicación de la oferta de parches, pins e insignias
parches y pins
Está claro que el éxito de una tendencia sólo es medible en la calle y, por supuesto, cuando los grandes del ‘low cost’ se hacen con sus propias versiones. Este medidor resulta más que positivo en lo que a parches y chapas se refiere: no sólo han llenado prendas, sino que ahora se venden sueltos y en packs para que puedas modificar tu ropa a tu medida. Tiendas como Stradivarius o Zara lo han incluido en sus colecciones y otras como Itchy Scratchy Patchy han nacido al abrigo de esta nueva-antigua moda con mucho sentido del humor y de la estética.