Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Terciopelo: del día a día a la nochebuena

terciopelodivinity.es
Aunque el terciopelo no es un tejido fácil hay maneras vestirlo con estilo tanto a diario como para noches importantes como la del 24 de diciembre, lo importante es cómo y con qué lo combines. Para el día huye del total ‘look’, recurre a los pitillos, a mezclar estilos y a los complementos. De noche, olvídate del punto hippy-folk, apuesta por la sencillez pero diviértete con combinaciones sorprendentes. Si quieres quitarle importancia al terciopelo elige patrones sobrios, en este terreno menos es más.
Pantalón pitillo
terciopelo
La manera más fácil de llevar el terciopelo es en forma de pantalón pitillo. Para tus estilismos de diario combínalo igual que un pantalón vaquero. Puedes usar los mismos pantalones pero con un cambio en el calzado y los accesorios consigues un estilismo diferente: de las ‘sneakers’, el bolso bandolera y el suéter de lana de Sarah Jessica Parker a las sandalias, la cartera de mano y la camisa de seda de Poppy Delevingne.
El traje pantalón
terciopelo
Estas dos versiones de traje de chaqueta, el ceñido al cuerpo y el fluido, son perfectas tanto para el día como para la noche. La estilista Sylvia Bergomi consigue un ‘casual look’ al combinarlo con camiseta, zapatos planos y bolso ‘tote’. El resultado sería muy distinto si hubiera optado por unos ‘stilettos’, una camisa de seda como la de Lily Aldridge y un ‘clutch’ o una joya impactante.
La chaqueta
terciopelo
Para llevar una chaqueta de terciopelo durante el día sólo debes olvidar que es de terciopelo. Para Jessica Hart no es ningún problema combinar una de estilo fluido con unos ‘ripped jeans’, aunque si buscas un estilo ‘working girl’ como el de Emily Weiss elige un patrón de chaqueta más estructurado. El ‘look’ de Kate Moss, con mono negro y sandalias de tiras, deja claro que es el resto del ‘outfit’ el que marca si tu estilo es diurno o nocturno.
Los complementos
terciopelo
En los estilismos de las rusas Alina Popov y Miroslava Duma hay elementos que eliminan cualquier tipo de sofisticación: en el de la primera, los botines y la cazadora de tweed y en el de la segunda, los vaqueros y el suéter de lana. Por el contrario Nicole Richie lleva un impecable ‘look’ nocturno con el esmoquin de seda. Aunque se trata de tres ‘looks’ casi contrarios, el bolso de Chanel, las botas mosqueteras y los zapatos de tacón, todos de terciopelo, podrían ser fácilmente intercambiables entre ellas.  
El vestidito
terciopelo
Aunque nunca te hayas planteado usar un vestidito de terciopelo durante el día es posible hacerlo si, de nuevo, consigues olvidar que es de terciopelo y lo mezclas con prendas muy alejadas de su estilo fiestero: gafas de sol, zapatos planos, una sudadera o una bomber como la de Veronika Heilbrunner. El mismo vestido puedes usarlo para la noche en la versión de Hailey Baldwin, con tacón de aguja y con un peinado y maquillaje adecuados. 
La falda
terciopelo
Lo mismo ocurre con las faldas de terciopelo y aún más si son largas. Usarlas durante el día te dará un aire extravagante pero muy divertido, aunque todo depende de las mezclas que seas capaz de soportar. Hanneli Mustaparta arriesga poco apostando por el estilo ‘lady’ con una falda ‘midi’, la modelo Bruna Tenório, prefiere ser más lanzada y combina su falda mostaza con una gabardina y Aline Weber es capaz de restar importancia a su falda negra con un suéter de lana gris.
El abrigo
terciopelo
Cuidado con el abrigo de terciopelo que tira al ‘folk’ en cuanto te despistas un poco. Mejor evita los excesivamente largos y los que brillan. Si quieres llevarlo durante el día elige tonos que contrasten con el resto de tu estilismo, como Abbey Lee Kershaw, si apuestas por colores de la misma gama tendrás un ‘look’ demasiado formal. Para la noche unas transparencias como las de Cara Delevingne serán el contrapunto perfecto.
El terciopelo brocado
terciopelo
Lo divertido del terciopelo brocado es intentar combinarlo con prendas que rompan con el aire ‘vintage’ que tiene. Las mezclas pueden estar en el patronaje o en el uso de complementos sorprendentes, como lo llevan Christine Centenera, Blanca Suárez y KimKardashian. De día combinado con botines y cartera, de noche con sandalias de vértigo y bolso-joya.
El vestido largo
terciopelo
La versión vestidazo de terciopelo necesita pocos adornos para resultar elegante. En Ángela Molina, uno de los mejores estilismos del año que termina, tenemos un claro ejemplo de que la máxima ‘menos es más’ funciona a la perfección con este tipo de tejido. Todo lo contrario sucede con el vestido de Jennifer Lopez que, con un patrón similar al de la actriz española, peca por el exceso de ornamento.