Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

De los creadores de camisetas con mensaje, llegan ahora los bañadores con palabras

00-listados.jpgdivinity.es
Si la primavera ha sido patrimonio de las camisetas con mensajes, este verano es el de los bañadores con palabras. Los hay para todos los gustos: los que llevan escrito tu nombre, los que celebran tu reciente boda, los que declaran tu amor al sor, a la playa y al verano e incluso los que te dicen el día de la semana en el que vives. Puedes elegir entre la casi infinita oferta del mercado o crear uno exclusivo para ti. Alexandra Pereira, Dulceida, Sara Carbonero o Gigi Hadid son algunas de las vips que ya los han estrenado. Este año atrévete a lucir consigna también en la playa.
Pide que te llamen por tu nombre o por el de quien tú quieras

COSAS PERSONALES. @calzedonia #lailusiónquehacenlascosaspersonalizadas #verdad? #pelopostpiscina #mejorbañadorever #home

Una publicación compartida de Sara Carbonero (@saracarbonero) el 31 de May de 2017 a la(s) 3:09 PDT

Bella Hadid fue una de las pioneras en lucir bañador con nombre en su cuenta de Instagram, aunque no fuera el propio sino el de su hermana, con un modelo de Bruna Malucelli creado para ella con motivo del cumpleaños de Gigi. Y es que personalizarlo todo se ha convertido en una tendencia: hemos visto iniciales en la ropa, en las carcasas de los móviles, en los bolsos… y ahora es el turno de llevar el nombre en el traje de baño. Los de la firma Calzedonia tienen todos los ingredientes para convertirse en los favoritos del verano, ¡que se lo digan a Sara Carbonero!, y es que no sólo puedes elegir entre cuatro colores, también puedes personalizarlos con tu nombre o con cualquier otra leyenda.
El bañador que querrás para tu luna de miel
02-boda.jpg
Si estás viviendo el momento más feliz de tu vida y quieres que todo el mundo lo sepa, éste es tu bañador. El pasado verano Hailey Baldwin confundió a sus miles fans cuando se dejó fotografiar con un bañador rojo de Private Party, en el que se podía leer la frase “Just Married”, rápidamente lo desmintió con un "sólo estaba bromeando". El éxito de esta prenda ha inspirado al gigante Asos para crear toda una línea de bañadores con frases nupciales entre los que puedes encontrar uno muy similar al que revolucionó las redes de la modelo.
Otras palabras y consignas inspiradoras
03-kourtney.jpg
La marca Private Party ha decidido seguir explotando esta idea de la customización de los bañadores (también puedes personalizar camisetas, sudaderas, botellas de agua, gorras…) y parece que a las vips les ha encantado: Kourtney Kardashian y su grupo de amigas -las llamadas “Calabasas mom crew”- los han lucido durante unas recientes vacaciones en México, ella con la leyenda “mamacita”, aunque hay mensajes para todos los gustos, desde el “Girl Power” a la “Princess”.
Fans declaradas del sol, de la playa y del mar
04-playa.jpg
Las proclamas al verano, al sol, a la playa y al mar, también se han hecho fuerte en los bañadores de temporada. Enamoradas de la playa como Dulceida, que se declara “beach addict”, lugareñas como Alexandra Pereira que luce orgullosa un “born on the beach” e incluso solidarias con el planeta como Julie Sariñana que proclama “we are the sea”, son sólo algunos ejemplos de los muchos que corren por las redes sociales. Y si no encuentras esa frase que te describa, siempre puedes crear una especial y única sólo para ti.
Alberta Ferretti y los días de la semana también en verano
05-alberta-ferretti.jpg
Durante el invierno, los jerséis de cachemir de Alberta Ferretti -de colores pastel con los días de la semana bordados- se convirtieron en una especie de fiebre en Instagram, así que la firma no ha dudado en trasladar su idea y sacarle rentabilidad también en la época estival. Un solo patrón de bañador y siete colores (lila, verde, morado, amarillo, azul, rojo y negro), uno para cada día de la semana. Un capricho de 240 euros que probablemente no tardará en ser replicado a precios más económicos.