Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Te chivamos los secretos de la Fashion Week: cuéntalos como si hubieras estado allí

Fashion WeekAdela Leonsegui
Si nunca has estado allí, seguro que te gustará saber toda la intrahistoria que nadie te cuenta. Si piensas ir en la próxima edición, todo lo que vas a leer te servirá de guía para sacar el máximo partido a la fiesta de la moda. Existe una especie de manual de instrucciones en cada edición, uno que nunca encontrarás por escrito, para moverte como pez en la pasarela. Aunque lo interesante sean las propuestas de los diseñadores, el ambiente exterior, las escenografías, las anécdotas, las colas, los regalitos y las sesiones de maquillaje gratis y los 'looks' de los visitantes resultan igual o más interesantes.
Lo primero: ¿Cómo puedo ir si no venden entradas?
Efectivamente: para la 'Fashion Week' no se venden entradas. Se accede con invitación directa del diseñador, de los patrocinadores o con acreditación de prensa. También puedes conseguir una de las que sortean los patrocinadores o ir a Ifema y pedir que te den una, pero no tendrás acceso a los desfiles, sólo al espacio exterior. Para los desfiles puedes hacer la 'cola de relleno': la organización irá dando paso a quienes hayan tenido la paciencia de esperar para evitar que queden huecos libres en el desfile.
¿Qué hace toda esa gente haciendo cola?
Fashion Week

Es uno de los fenómenos de la 'Fashion Week', existen colas por todas partes aunque algunas de las personas ni saben qué hay en la meta: una revista, una bolsa con un cuaderno y un bolígrafo, un vaso de agua con sabor, una foto o un profesional que te maquille –la única que igual merece la pena-.
Soy fashionista y quiero que me hagan una foto
Fashion Week

Te vas a encontrar a dos tipos de personas: quienes hacen un esfuerzo estilístico con el que llamar la atención de alguien para una foto y quien busca perderse entre la multitud con estilismos discretos. Es el caso de la modelo Laura Ponte, a quien pillamos en la cafetería con abrigo 'oversize' y zapatillas deportivas.
El 'staff', los más elegantes
Fashion Week

El llamado 'staff' es el equipo que hace que la pasarela funciones correctamente. Hacen su trabajo hasta cuando te gritan ¡la pasarela no se pisa! Los que trabajan directamente en la pasarela visten con batas blancas. Un detalle que habla de pulcritud.
El regalito
Fashion Week

En ocasiones te encuentras un regalito en tu asiento. A veces no es más que un detalle -los bombones de La Duquesita antes de Ailanto-, o te da pistas sobre lo que vas a ver –la cajita con 'my Little pony' de María Escoté- e incluso promoción de otros negocios del propio diseñador -Amaya Arzuaga nos esperaba con una botella de-. Todos parecen no prestarle atención, pero todo el mundo se los lleva.
Antes que veamos la ropa, ¿cómo intentan impactar los diseñadores?
Fashion Week

En cuanto a la escenografía, existen múltiples y variadas opciones. Teresa Helbig contó con Aldo Comas -marido de Macarena García- para su desfile del 20 aniversario. Los andamios de Alvarno, que fueron el eje central del recorrido e imprescindible para el posado final, dejaron al público boquiabierto antes de que ninguna prenda asomara a la pasarela. Aunque tras el desfile todas las opiniones sean muy positivas, la escenografía ayuda a predisponer los ánimos.
El premio L'Oreal
Fashion Week

Es uno de los premios más prestigiosos en lo que a moda se refiere, aunque tiene dotación económica, lo interesante es que un jurado compuesto por expertos en moda y belleza deciden que este año la colección que merece la pena es la tuya y ese es el mérito.
Esos imprevistos que lo retrasan todo
Fashion Week

No te lo crees si no has estado allí, pero cuéntalo como si te hubiera pasado a ti: unos veinte minutos antes del desfile de Duyos, hubo un pequeño incendio que obligó a desalojar la pasarela. Nada grave, pero incómodo y además hizo que el desfile que iba a empezar se tuviera que retrasar.
No es el año del perro, pero como si lo fuera
Fashion Week

Enseñar mascota, un clásico de la pasarela, sigue vigente. Pepa, la perrita de Ion Fiz, compartió protagonismo con un coche teledirigido. Por su parte Bibiana Fernández, que fue una de las sorpresas del desfile de Andrés Sardá, apareció en la pasarela con su perrita Hope en brazos.
Por si alguien te pregunta lo que se lleva
Fashion Week

Y ya que has estado en la fashion week haz un esfuerzo y resume, llévate una conclusión. Volver la vista atrás para encontrar inspiración sigue vigente, así que no te  equivocas si cuentas que los setenta y los ochenta han sido protagonistas en esta edición y que te han fascinado las botas de majorette. Nadie lo entenderá, pero de eso se trata.