Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

No sin mi cicatriz: cuando mostrar tu mastectomía te hace fuerte

cancerdivinity.es
No es nuevo, pero está cogiendo fuerza. Mostrar la cicatriz de la mastectomía se está convirtiendo en un modo de ganar seguridad y amor propio y de quitarse los prejuicios de encima. Ole. Prueba de ello es el último anuncio en prime-time de gafas de sol con una modelo en topless, la reciente portada de Interviú protagonizada por la atleta Natacha López y un desfile en Nueva York en el que han desfilado con el torso semidesnudo varias modelos que acababan de superar un cáncer de mama. "Me he sentido poderosa, estoy cansada de sentirme como avergonzada por tener cáncer y no tener pecho", dijo una de las protagonistas.
Te van a mirar, pero la mirada que importa es la tuya
cicatrices
No se trata de utilizar un topless para vender gafas, el fin de las últimas campañas de Multiópticas, firmadas por la agencia Sra. Rushmore, no es centrar la atención en el producto, sino en las personas. La propia marca afirmó en un comunicado de prensa que "los spots son protagonizados por personas que se atreven a ser ellas mismas, que se gustan como son. Sin complejos, inseguridades ni ataduras. En ellos se muestra una variedad de momentos y de historias en las que la valentía y la seguridad en uno mismo son el motor de la comunicación". 
Natacha López, un cuerpo diez en la portada de Interviú
cicatrices
Natacha López es, para quienes no estén muy al día en esto del running y las carreras populares, una de nuestras mejores corredoras. Acaba de volver a demostrarlo ganando la maratón de Vitoria (42,195km) con una marca de 3h 13' 48". Le detectaron el cáncer en 2015, así que una vez superado, cuando comenzó 2017 se planteó dos objetivos: el primero es correr 15 maratones (actualmente está entrenando para la de Nueva York) y el segundo, ser portada de Interviú, porque quería verse guapa con un solo pecho y "demostrar que lo importante no es una teta o dos".
Valientes que desfilaron en la pasarela de Nueva York
cicatrices
Las doce modelos de la firma de lencería AnaOno Intimates (una firma especializada en mujeres que han pasado por una mastectomía) que desfilaron el pasado febrero en la pasarela de Nueva York son mujeres de la organización #Cancerland que ya han superado el cáncer de mama. Enseñaron las cicatrices de sus mastectomías con el fin de recaudar fondos para ayudar a quienes padecen la enfermedad. "Me he sentido poderosa, estoy cansada de sentirme como avergonzada por tener cáncer y no tener pecho. Tenga o no pezones y pecho, soy una mujer", declaraba Chiara D’Agostino, una de las protagonistas. “Me sentí atractiva, bella y orgullosa” escribió en su blog Paige Moore, otra de las modelos. Dana Donofree, la responsable de la firma, padeció la enfermedad con 27 años y ahora no sólo busca dar visibilidad a las mujeres mastectomizadas, sino que con su ropa interior pretende ayudarlas también a que recompongan su autoestima.
Críticas que azotaron las reglas de Facebook
cicatrices
A finales de enero de 2014, el fotógrafo Benya Acame publicó en Facebook la fotografía de Malú Galeote, un retrato artístico de una mujer que se había sometido a una mastectomía con un texto que hablaba de valentía y esperanza. Facebook censuró la foto por violar la política de desnudos de la compañía y, como no podía ser de otra manera, a la red social le llovieron las críticas. Esto mismo sucedió con un vídeo de la organización sueca Cancerfonden sobre la prevención del cáncer de mama. A finales de 2016 la compañía reconoció sus errores y decidió replantearse sus reglas, en palabras de sus vicepresidentes: “Vamos a comenzar a permitir más contenidos que la gente estime que tienen un valor informativo, sean significativos o importantes para el interés general”.
Bimba, la pionera generosa y valiente
cicatrices
Además de un ejemplo de valentía y de lucha, Bimba Bosé demostró ser una mujer generosa cuando, sin pelo y mostrando la cicatriz de su mastectomía, posó para la portada de la revista VEIN. Este gesto tuvo mucho que ver con su personalidad, con su autoestima y su deseo de romper con todos los cánones de belleza, a los que llevaba desafiando desde el principio de su carrera. Lo cierto es que en la fotografía de Gorka Postigo aparece una Bimba bellísima y orgullosa de su cuerpo, plantando cara a una profesión que busca la 'perfección' en el físico y en las proporciones.