Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El fabuloso mundo de los correctores: granitos, ojeras ¿para qué sirve cada tono?

correctoresdivinity.es
Amarillo, naranja, verde, azul, violeta… cada corrector tiene su función y conocer para qué sirve cada uno de ellos puede mejorar considerablemente tu aspecto. Un corrector puede camuflar las ojeras marcadas o disimular granitos, rojeces e incluso cicatrices, pero debes elegir el tono correctamente y la clave está en los colores complementarios: rojo-verde, azul-naranja, amarillo-violeta. Cada pareja está formada por un color cálido y otro frío que se neutralizan entre sí, por eso al aplicar bajo el maquillaje el corrector adecuado conseguirás que desaparezcan pequeños defectos.      
Corrector verde para atenuar rojeces (granitos)
correctores
Una de las parejas de complementarios básica en maquillaje es la formada por el verde y el rojo. El corrector verde es perfecto para neutralizar imperfecciones como el acné, venitas y pequeñas rojeces provocadas por picaduras o alergias. Se aplica con los dedos una capa ligera en la zona concreta a neutralizar, tras la crema hidratante y antes de la base de maquillaje que deberás aplicar dando ligeros toques con una esponjita para no retirar el corrector.
Corrector naranja contra manchas azuladas (ojeras)
correctores
Si sueles tener ojeras puedes camuflarlas  bajo un corrector naranja, siempre que tengan un tono azulado, pues son colores complementarios en el círculo cromático. Para un acabado perfecto lo ideal es aplicar el contorno de ojos, luego la crema hidratante y sobre ésta el corrector naranja muy difuminado y formando un triángulo invertido bajo el ojo. Después te puedes maquillar con cuidado de no retirar el corrector.
Corrector azul para manchitas naranjas (manchas solares)
correctores
Una manchita en la piel que no es capaz de cubrir el maquillaje -ya sean pecas, paños o imperfecciones debidas al sol o a cambios hormonales-, se puede neutralizar con un corrector azul. También se puede utilizar en pieles claras para potenciar la luminosidad pero es esencial difuminarlo y fundirlo bien para que no se note bajo el maquillaje. Si lo quieres usar como iluminador aplícalo dando pequeños toques en frente y mejillas.  
Corrector amarillo contra manchas violeta (las otras ojeras)
correctores
Las manchas de color violeta se pueden neutralizar con un corrector amarillo, ya sean ojeras marcadas, hematomas e incluso labios azulados. Nunca se te ocurra utilizar corrector blanco o iluminador para tapar las ojeras, lo que harás es potenciarlas aún más. Tampoco cometas el error de aplicar mucha cantidad de corrector, es mejor una base ligera y difuminada de lo contrario se cuarteará y aparecerán arrugas que antes no tenías.  
Corrector violeta para las manchas amarillas
correctores
Aunque es poco habitual, es eficaz para combatir manchas amarillas como las de un hematoma en proceso de curación, las provocadas por productos que aclaran el vello o para camuflar ojeras amarillentas.  El corrector violeta tiene además otra utilidad, es perfecto como iluminador: puedes usarlo como prebase en toda la cara o mezclarlo con un corrector de color café y aplicarlo sólo en el área de los ojos para iluminar la mirada.
Para que puedas saber qué color es complementario de cuál otro (el que lo neutraliza) basta con elegir un tono y ver cuál es su opuesto en el círculo cromático.
correctores