Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Qué es el 'half bun' o el 'side-braid'? Toma nota: así te peinarás este otoño

peinadosdivinity.es
Esta temporada, en cuestión de pelos, han aparecido dos tendencias totalmente contrarias: elaboración e improvisación. Aunque parezca contradictorio en la primera categoría se encuentran las colas de caballo y las trenzas, en la segunda figuran los moños altos. Para las colas de caballo no basta una simple goma de pelo, la moda es texturizarlas o pulirlas. En cuanto a las trenzas, lo más es la trenza francesa y la de cola de pescado, que requieren cierta destreza, o las llamadas ‘side-bride’, que hacen el efecto de media cabeza rapada. Los moños por el contrario vienen deshechos, como si te lo hubieras recogido para estar por casa, ya sea con todo el cabello o sólo con la mitad y dejando parte de la melena suelta. Toma nota, te contamos cómo te peinarás en otoño.
Las coletas
peinados
Con lo fácil que era cogerse una coleta con una goma de pelo, van los diseñadores y nos la complican hasta puntos insospechados. Ya Chanel propuso el pasado año texturizarlas a base de lazos, trenzas, telas y mechones cardados, pero este otoño las coletas vienen pulidas de la mano de Dior, Carolina Herrera o Balmain, que además propone usar postizos para alargarlas aún más.
En cuanto a la forma, mejor altas que bajas y aún mejor si utilizas un mechón de pelo enrollado o accesorios que la separen de la cabeza y le den el aspecto de una verdadera cola de caballo.
La trenza
peinados
Siguiendo la estela de las colas de caballo, puedes recoger tu pelo en una perfecta trenza de colegiala: con raya en medio, baja y sin que se escape un solo mechón. Pero si buscas estar con las tendencias de la calle apuesta por la trenza francesa: la de raíz que se forma uniendo mechones poco a poco. Otra posibilidad más complicada es la denominada ‘fishtail braid’ o mermaid braid’ -trenza en forma de cola de pez o de sirena-, que se realiza con dos cabos que a su vez se dividen en otros dos.
‘Side braid’
peinados
Con una melena puedes experimentar con diversos estilos, del más glamuroso con ondas al peinado más punk, el rapado asimétrico que sólo se hace en un lado de la cabeza. Si no te atreves a meterte la maquinilla apuesta por la trenza de medio lado, conseguirás un efecto similar sin tomar medidas tan drásticas.
Una vez marcada la raya a la altura que deseas debes hacer una o varias trenzas de raíz lo más tensas posible, que sujeten el cabello que queda bajo la raya, luego puedes esconder el cabo de trenza sobrante o dejarlo suelto con el resto de la melena.
'Topknot'
peinados
Es anudar el pelo en la cima de tu cabeza, es decir, el moño alto -muy alto-, que casi todas las mujeres se han hecho alguna vez para ducharse o quitarse el calor de la nuca. Lo mejor de este peinado es que no te complica demasiado la vida: basta coger una coleta y enrollar los mechones a su alrededor sin preocuparte de que el resultado sea perfecto. Sujeta el cabello con un par de horquillas y si te quedan cabos sueltos mucho mejor, has dado en la clave del peinado otoñal.
‘Half bun’
peinados
Es otra versión del moñito anterior y un clásico peinado de la época de estudiante: el medio moño con melena. Se ha convertido en una de las tendencias más sorprendentes del verano y parece que llegará igual de fresca al otoño. Del mismo existen dos versiones: en la primera sólo se recoge la parte del flequillo y en la segunda toda la mitad delantera de la melena –de oreja a oreja-, pero en ambos casos procura que el moñito tenga bastante volumen.