Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¡Te ha pillado el toro! Cinco pasos a seguir antes de ponerte el biquini y tumbarte al sol

5 pieldivinity.es
Hidratar, depilar, exfoliar… varios son los pasos previos que hay que dar si quieres preparar la piel para los primeros rayos de sol, pero no son los únicos. Este año busca tu mejor ayuda en los alimentos con alto contenido en betacaroteno, estimulan la producción de melanina y facilitan el bronceado. Llegar a la playa con buen tono, aumentar las defensas cutáneas a través de la nutricosmética o elegir el protector solar más adecuado serán tus mejores aliados para un bronceado perfecto.          
Alimentos con betacaroteno
antes del sol
El betacaroteno es la principal fuente de vitamina A, tiene propiedades antioxidantes, contribuye a mejorar el aspecto de la piel aportándole color y la protege de los radicales libres. Es decir, ayuda a que el bronceado sea más rápido y uniforme protegiéndola del envejecimiento prematuro.
Entre los alimentos ricos en betacaroteno se encuentran los vegetales de color intenso como verdolaga, espinaca, berro zanahoria, calabaza, remolacha o tomate y frutas amarillas y rojas como uva, frambuesa, melón, mango o sandía. Existen también complementos alimenticios para aumentar la ingesta diaria de betacaroteno, pero con la alimentación adecuada no tendrás que recurrir a ellos.
Exfoliación
antes del sol
Eliminar las células muertas e impurezas que obstruyen la piel es básico para que el bronceado sea uniforme y evitar manchas. Además, la exfoliación realizada dos veces a la semana regula la producción de grasa, activa la circulación, aporta elasticidad y ayuda a que los principios activos de cualquier producto penetren mejor en la piel.
Puedes realizar la exfoliación con una esponja o guante específico aunque existen otros tipos de exfoliantes, en crema, gel o aceite, que aplicados en la ducha resultan menos agresivos e igual de eficaces. Debes empezar con una ducha caliente y terminar con agua fría para activar la circulación.
Depilación e hidratación
5piel
Llegada esta época del año no es el momento de plantearte un cambio en tu método de depilación porque aunque la depilación eléctrica, con láser o con luz pulsada hará desaparecer el vello de manera definitiva, no son aconsejables antes de la exposición solar entre otras razones porque es necesario dejar crecer el vello. La mejor hora para la depilación a cuchilla, con crema o con cera es la tarde/noche, nunca antes de tomar el sol, tras exfoliar la piel para evitar que el vello crezca hacia adentro
La hidratación es un gesto que, aunque te debe acompañar todo el año, es fundamental en época estival. Tras la exfoliación, al estar la piel más receptiva, consigues  hidratarla en profundidad. Si con el frío la piel tiende a secarse al disminuir el riego sanguíneo, con el sol la piel pierde agua, por eso se deshidrata convirtiendo la hidratación en un hábito fundamental antes, durante y después de la exposición solar. 
Broncéate antes
5 piel
Antes de empezar a tomar el sol puedes preparar la piel para aumentar la resistencia a los rayos solares, ya sea aplicando en la piel cremas específicas, ya a través de la nutricosmética. Los fotoprotectores en cápsula son un complemento a las cremas solares, nunca lo sustituyen y se deben tomar al menos 15 días antes de la exposición solar.
Pero ponerte el traje de baño con la piel muy blanca puede llegar a ser muy frustrante, para remediarlo existen métodos no agresivos con los que conseguir un tono bronceado antes de llegar a la playa. Los tipos varían tanto en el tono que se obtiene como en la velocidad de los resultados: desde leches hidratantes con estimulador de melanina, pastillas y cremas con los que se consigue un  bronceado progresivo, al autobronceador instantáneo aplicado con aerógrafo. 
Protección, protección y protección    
antes del sol
Todo lo anterior no te exime de la obligación de protegerte del sol. Sombrilla, sombrero, gafas y cremas con el factor de protección adecuado te deben acompañar durante las horas de exposición solar. Ya no tienes la excusa de que no te gusta pringarte la piel en la playa, puedes elegir la textura que te resulte más agradable: en fluido, gel, espray, crema, aceite e incluso en maquillaje compacto para disimular imperfecciones.
En cuanto al factor de protección, es importante saber que no existe la protección total y la diferencia entre una protección 30 y una 50 es mínima, lo importante es ser generosa con la cantidad . Hay que tomar la costumbre de aplicarla en casa porque 20 minutos es el tiempo que tarda en hacer efecto y renovar la aplicación cada 2 o 3 horas.