Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Qué pasa con los setenta? Hay epidemia de prendas inspiradas en esa década

los setentadivinity.es
Lo está dejando claro Hedi Slimane para Saint Laurent en sus últimos desfiles, los setenta tienen mucho jugo para exprimir. Los pantalones de campana no desbancarán a los pitillos pero vienen pegando muy fuerte. El patchwork y el ante, dos tejidos que triunfaron en los setenta, se recuperan para la próxima temporada. El escote hasta la cintura y los vestidos de flecos a lo Cher se están convirtiendo en favoritos de las ‘vips’ para las alfombras rojas. El pelo yeti y los chalecos largos, que ya llevaron Liza Minelli y Jane Fonda, vuelven con fuerza. Los setenta están de vuelta y tienen intención de quedarse.
Farrah Fawcett y el denim de campana
los setenta
El pantalón vaquero de campana y de talle alto era el uniforme de la gente moderna de los setenta. La manera de combinarlo difería mucho de la forma en que actualmente se usa el ‘denim’ y en una oficina, aún con chaqueta y cartera, sólo eran capaz de llevarlo chicas como Farrah Fawcett, Jill Munroe en ‘Los Ángeles de Charlie’.
Esta temporada se han convertido en la gran apuesta de las campañas de primavera, así lo han decidido marcas como Mango o Zara y empiezan a salir a la calle de la mano de ‘ celebrities ’ como la modelo Karlie Kloss.
Ali MacGraw, el ante y el patchwork
los setenta
En chaquetas, vestidos o pantalones, el ante fue uno de los tejidos estrella de la década de los setenta, en marrón, en beige, en caldera o mezclados a través de la técnica del ‘patchwork’.  Este trabajo consistía en coser recortes de diversos tejidos para formar uno solo como aparece en el pantalón de Ali MacGraw, la actriz de la inolvidable y lacrimógena ‘Love Story’.
Si este invierno el ante ha ido desplazando tímidamente al cuero, en primavera conseguirá mucho más protagonismo. Zara incluso apuesta por un ‘look’ marcadamente setentero con un vestido de ante en patchwork largo hasta los pies, combinando varias de la tendencias de la década en una sola prenda.
Jane Birkin y el chaleco largo
los setenta
Si las minis revolucionaron los sesenta, ya en los setenta se habían convertido en una prenda habitual de la calle. Diseñadores que al principio no confiaban en ella, como Lanvin que firma el conjunto de Jane Birkin, las incluyeron en sus colecciones incluso como un juego de contrastes con un chaleco largo.
Recuperado hace un par de años por Victoria Beckham, se ha convertido en una prenda imprescindible incluso en invierno bajo otra prenda de abrigo o, como la lleva Kendall Jenner, sobre un suéter y un pantalón de piel.
Liza Minelli y el abrigo yeti
los setenta
Si una estrella quería regalar glamur bastaba con añadir a su ‘look’, el que fuera, un abrigo de pelo de gran volumen. Liza Minelli, ‘vip’ entre las ‘vips’ de la década, era de las que paseaba por los aeropuertos ejerciendo de estrella y con un abrigo yeti que no la hacía pasar desapercibida.
Hoy no es una prenda tan exclusiva, existen diferentes calidades y un abrigo de falso pelo puede llegar a parecer tan bueno como el que luce Kate Moss. Se ha convertido en algo mucho más cotidiano, aunque no ha perdido ni un ápice de glamur.
Diana Ross y el escote hasta el ombligo   
los setenta
Los setenta fueron el origen de una tendencia que ha calado entre las famosas, la de llevar un escote en V que termina en la cintura. Esta moda tenía una doble intención, por una parte dejar patente que eras una mujer liberada que no usaba sujetador y por otra alardear de un cuerpo delgado y sin un gramo de grasa, como el de Diana Ross.
Este patrón ha sido uno de los más repetidos entre las ‘vips’ en las alfombras rojas durante 2014 y nada indica que vaya a desaparecer durante este año, así lo confirman actrices como Manuela Vellés, que además lo luce junto a otra tendencia setentera: el tejido de terciopelo.
Cher y el vestido de flecos
los setenta
Si a principios de los setenta se impuso la vuelta a los orígenes y a la naturaleza, flecos de serraje incluidos, hacia el final de la década las mujeres empezaron a mirar a la estética de principios de siglo. Los vestidos de flecos inspirados de las ‘flappers’ de los años 20 aunque tocados por la varita de ‘Studio 54’, llegaron hasta la portada del disco ‘Dark Lady’ de la por entonces jovencísima Cher.
Desde el pasado año asistimos a la vuelta masiva de los flecos en ambas versiones, desde los vestidos a lo Cher como el de Nicki Minaj, que otras famosas como Julianne Moore también han lucido, a los bolsos o las chaquetas como la de piel de Paula Echevarría.
Carly Simon y las sandalias romanas
los setenta
El estilo hippy fue una de las consignas de la década interpretado en forma de túnicas, flores, tejidos orgánicos y dos tipos de calzado: las altísimas plataformas o las sencillas sandalias ultra-planas. La cantante Carly Simon, una solista muy entregada a la causa pacifista, era la imagen chic del estilo ‘folk’.
La próxima temporada también elige el movimiento ‘love and peace’ como base de muchas de sus prendas. De nuevo Zara apuesta por colores suaves, por las sandalias romanas de cintas finas y por la actitud relajada que supone la vuelta a la naturaleza.
Desde el lunes renovamos nuestras tardes de lunes a viernes! Si quieres ponerte guapa, soñar y conseguir un modelo a bajo coste, llega Divinity Style! Con Fashionistas, Chollos de Lujo y Locos por las compras! De lunes a viernes a las 16:30 y a las 19:15 La casa de mis sueños!

Divinity Zen TV