Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Así es Bobbi Kristina, la hija de Whitney Houston que se casará con su "hermano"

Bobbi Kristina BrownTon Vilanova
Si Whitney Houston levantará la cabeza, alguna colleja iba a repartir. Su única hija biólogica, Bobbi Kristina Brown, acumula a sus 20 años un historial de drogas, 'realities' y problemas personales. Lo último ha sido el anuncio de su compromiso matrimonial con Nick Gordon,  a quien la malograda cantante acogió en su casa cuando el joven tenía 12 años y que se ha criado en la familia como uno más. La noticia no cuenta con el apoyo del resto de la familia, pero Bobbi no se queda callada: "Es cosa mía decidir con quién quiero estar. Podéis estar de acuerdo o no, respetarla o no. Es mi vida, y no la vuestra".
Como si de una de las tramas de 'Los Serrano' se tratara o fueran familiares de Woody Allen, las cosas en casa de los Houston se han ido de madre. Desde que falta Whitney Houston, que falleció en febrero de 2012, la vida de su única hija no ha sido un camino de rosas.

Sus problemas con las drogas, el monstruo que se llevó a su madre, vienen de lejos. Ya consumía antes pero el fatal suceso precipitó a la joven a una espiral de destrucción. 24 horas después del fallecimiento ya había sido ingresada dos veces en un hospital de Los Angeles, y en cuanto se acabó el homenaje póstumo desapareció durante días, causando gran preocupación en su familia y en los medios.

Su único apoyo lo encontró dentro de la familia pero sin ser familia, al menos eso argumenta ahora. "No es mi hermano de sangre ni mi hermano adoptivo. Mi madre nunca lo adoptó", aunque lo cierto es que Nick Gordon (23 años) siempre fue uno más para Whitney. Ambos siguieron compartiendo casa en Atlanta y estrechando vínculos. Y todo delante de la televisión.
Porque entre las primeras decisiones que tomó Bobbi Kristina ya sin su madre es que iba a aprovechar el tirón y protagonizar un reality para la televisión. El dinero -ante los problemas para heredar que estaban surgiendo- era el motivo principal de este duelo televisado donde el público pudo ver los comienzos de la pareja.

El anuncio oficial no llego, sin embargo, hasta el estreno de 'Sparkle', la última película que rodó la cantante. Delante de todos los medios confirmaban su más que fraternal relación, con Cissy, la madre de Whitney Houston, y la última pareja de ésta, Ray J como testigos cariacontecidos.
Cuando este compromiso quebró en noviembre, la pareja utilizó las redes sociales para ponerse a caldo.. Esta "publicidad" fue aprovechada por el canal para la segunda temporada del reality, que se mantenía con las diferentes peleas de los enamorados y otras tramas familiares.
Un accidente de coche en Atlanta días después de romper su compromiso con Gordon o su detención por apostar en Las Vegas siendo menor de edad forman parte del historial de la joven en los medios.

La pareja volvió hace meses, y como no podía ser de otra manera así lo anunciaron en las sociales, igual que su compromiso matrimonial. Sin el apoyo de los suyos, con su padre (Bobby Brown) en rehabilitación también por drogas y con su público dividido, pero convencida de que lo hace "por amor" y que nada la va a detener.