Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¡Chúpate esa, Kate Moss! Llega Cara Delevingne

Acaba de ser elegida Modelo del Año en los British Fashion Awards, después de debutar en el desfile navideño de Victoria’s Secret  -donde volvió loco a Justin Bieber- y ser una de las caras de las que todo el mundo ha hablado esta temporada de pasarelas. Es Cara Delevingne, una joven con pasado aristocrático, educada en los mejores colegios del barrio del Belgravia (Londres) pero con un punto rebelde que nos encanta y al que se rinde las mejores marcas y fotógrafos. El mismísimo Mario Testino lo tiene claro: "Es la nueva Kate Moss".
Sólo hay que darse una vuelta por el timeline de Twitter de @Caradelevingne para confirmar que estamos ante una modelo diferente: en él no hay posado en bikini a lo Bar Rafaeli ni fiestas de postín como las de Eugenia Silva, esas son modelos de otra época, cuando las maniquís eran casi inalcanzables y todo era glamour. Las nuevas tops son 'bad girls', están en fiestas alternativas y se ponen lo que les sale del moño… y a veces se ponen hasta el moño.
Cara Delevingne (Londres, 1992) lo mismo se viste de salchicha, se pone como una presa 'fashion' o que pone caras raras junto con su pandillas de guapas indies: las cantantes @ritaora, @rihanna y @azaliabanks o las modelos @missjourdandunn o @karliekloss salen en sus fotos en poses imposibles, demostrando que hay un lado divertido detrás de todo esto de la fama. La amistad ha sido tan importante en su carrera que su agencia de modelos, Storm Models, es propiedad de la madre de su compañera de pupitre en el cole.
Con todo, ha conseguido destronar a la mismísima Kate Moss y ser elegida este año Modelo del Año en Gran Bretaña, donde su familia es casi tan importante como la que vive en Buckingham Palace. Su señor abuelo era Sir Jocelyn Stevens, un magnate de los medios ingleses que se casó con Janie, dama de compañía de la princesa Margarita de Inglaterra, hermana de la Reina Isabel II. Su madre, Pandora, es directora de compras de almacenes británicos Selfridges, y su hermana Poppy toda una it girl, alma mater de las fiestas más cool de Londres y modelo aspiracional, ya que su hermanita pequeña le ha superado con creces.
 
Recientemente fichada por DSquared, su gran salto llegó cuando Mario Testino la fotografió para la campaña de Burberry junto con el actor Eddie Redmayne ('Los Pilares de la Tierra') y se atrevió a compararla con 'La Más Grande', nada menos que con Kate Moss: "Ella es fabulosa, ¿no? Es genial, trabajé con ella en los anuncios de Burberry. Es muy divertida. Es como una nueva Kate Moss en cierto modo, si piensas en su personalidad, energía y actitud".
Palabras que hicieron temblar al mundo de la moda, que se volvió hacia los ojos felinos de esta jovencísima británica, con sus pobladas cejas y su cara de niña traviesa (que no mala)… como Kate, comparte una altura inusualmente escasa en para la pasarela y una buena predisposición para meterse en líos: el último tiene el nombre de Harry Styles, el cantante de One Direction, con la que se le ha visto entrar y salir en demasiadas fiestas y no precisamente en muchas bibliotecas. Carne de cañón para los periódicos sensacionalistas de su país, que no la sacan de sus páginas más morbosas. Justin Bieber fue el último en volverse loco con los bamboleos de Cara en el desfile de Victoria's Secret.
 
De todas formas, el objetivo de Cara no es llegar a los 39 (como Kate Moss) encima de las pasarelas o poniendo su cara bonita en las campañas de moda. La pequeña de las Delevingne quiere ser actriz y su debut llega estas Navidades a nuestras pantallas en forma de 'Anna Karenina', donde compite en belleza con la también inglesa Keira Knightley por el corazón del cotizado Aaron Johnson. "¡Mi mayor sueño siempre será ganar un Oscar!" afirmaba para The Telegraph, donde nombraba a dos grandes de Hollywood, Meryl Streep y Martin Scorsese, como soñados compañeros de trabajo. Tampoco le importaría tener una banda de rock, a los Taylor Momsen, donde sacar su lado más salvaje y poner Wembley patas arriba.
Ambición no le faltan a esta 'teen' de apenas 20 años que tiene a Gran Bretaña y al mundo de la moda a sus pies, aunque eso le fastidie a las top models de otras generaciones.
Ver más de: