Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

It-couples: que el amor no separe lo que la moda ha unido

Olivia PalermoTon Vilanova
Hoy nuestros protagonistas vienen de dos en dos, y es que hay parejas que de tan monos que van siempre, no queremos más que imitarlos. Estrellas de los blogs de moda, estas it-couples no sólo combinan la ropa, se combinan entre ellos, y se presentan en la alfombra roja como un pack. Pero, ¿qué pasaría si el amor se acaba? ¿serían tan ‘cool’ por separado?
Los que mejor se lo han montado, haciendo de su estilo un negocio, son Olivia Palermo y su novio, el modelo Johannes Huebl. Iniciaron su romance en 2008 y desde entonces no hay ‘sarao’ de moda que no cuente con su exquisita presencia. Los paparazzis les persiguen por las calles en busca de algún descuido pero nada, hay que reconocer que son y van siempre ideales.

La versión española de Olivia+Johannes sería la bloguera Mirian Pérez (@honeydressing) y el cotizado modelo español Javier de Miguel. Ganan más en conjunto que por separado, sin desmerecer.

Pero Hollywood no se iba a quedar de brazos cruzados mientras las pijas y las bloggers se llevaban toda la tarta. Diane Kruger y Joshua Jackson son, hoy por hoy, los dos actores con más glamour en el street-style y además parece que están a tope de enamorados. ¿Envidia? La justa.

A la zaga le sigue Kate Bosworth y su ya marido Michael Polish. La pareja se conoció trabajando en el filme ‘Big Sur’ que él dirigía y ella protagonizaba. Desde entonces son inseparables, dando clases de modernez allá donde van.

Kate Moss era la modelo con más estilo hasta que llegó Miranda Kerr y de un plumazo le arrebató el título. Buena culpa de ello lo tiene su alianza con Orlando Bloom, que además de guapo viste genial, y con el que tiene al pequeño Flynn Christopher.

Personalmente me encanta la pareja que forman Emma Stone y Andrew Garfield. Se conocieron en 2012 rodando ‘The Amazing Spider-Man’ y repiten juntos en la secuela de la película de acción. Y acción es lo que tienen los armarios de estos jóvenes, que nos sorprenden con sus outfits siempre que desfilan por la alfombra roja.

Entre las estrellas más adolescentes no abunda el buen criterio a la hora de vestir (más bien prefieren ir siempre desvestidas) pero el tándem Vanessa Hudgens – Austin Butler destaca por su buena sincronización. Ella tiene un rollo boho-chic muy interesante, que al menos la diferencia, y él le sigue el paso, eso sí, siempre con el tupé impecable. Este actor, que es uno de los protagonista de ‘Los diarios de Carrie’, tiene madera de ‘it-boy’.

Los que son un par de ‘it-boys’ de libro y además forman una de las parejas más molonas de la moda española son el diseñador David Delfín y el bloguero Prince Pelayo, que además le ayuda con la colección de complementos de la firma y posa para sus campañas publicitarias. Pareja rentable donde las haya.

Seguimos por España, que hay donde elegir. El pelazo pelirrojo de Ana Polvorosa y el rapado de Luis Fernández combinan igual de bien que sus propuestas en los estilismo en las presentaciones. Llevan apenas unos meses pero vemos mucho futuro en esta pareja de cine.

Sinceramente, poca gente viste peor que una cantante pop. Piensen y pongan ejemplos, y por favor, no nombren a Rihanna o Christina Aguilera que me desmayo. Claro que, hay excepciones. Nosotros tenemos dos en vez de una: Pixie Lott, monísima de la mano de su novio el modelo Oliver Cheshire, y Soraya Arnelas con el también maniquí Miguel Herrera. En ambos casos, ¡la moda la ponen ellos!

No puedo acabar este repaso de amor y moda sin nombrar a Alexa Chung. La presentadora británica es toda una referencia de buen gusto pero parece que sus compañeros no entienden de buena educación. Bonita peineta, y no me refiero a la de la cabeza de Alexa, la que podemos ver en esta imagen. Y es que a veces hay mucha moda, pero el amor al prójimo se ha quedado en las rebajas.