Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jack Quaid, el nuevo ídolo teen que sobrevivió a un divorcio ‘Made in Hollywood’

jackTon Vilanova
Con tan sólo 22 años, Jack Quaid se está convirtiendo en un ídolo juvenil por derecho propio. Es probable que su cara te suene de la saga ‘Los Juegos del Hambre’, donde dio vida a uno de los ‘tributos’ del distrito 1 que murió bajo las certeras flechas de Jennifer Lawrence; pero si no le conoces por eso quizá su apellido te dé la pista definitiva de su fama. ¡Efectivamente! Es el hijo del actor Dennis Quaid y la ex novia de América, Meg Ryan.
jack
Jack nació en abril de 1992, un año después de que sus padres contrajeran matrimonio un día tan original como el de San Valentín. Sin embargo, esta fecha lejos de traerles suerte a sus progenitores les abocó a un sonado divorcio diez años después, debido al romance de la rubia de ‘French Kiss’ con el gladiador más famoso del cine, Russell Crowe, cuando ambos rodaban ‘Prueba de vida’. La infidelidad sumió a Dennis Quaid en una profunda depresión con drogas y desórdenes alimenticios de por medio, de la que afortunadamente se recuperó, rehaciendo su vida junto con una corredora de apuestas y dándole a nuestro protagonista dos hermanastros mellizos.
Por su parte, Meg Ryan inició su propio camino a golpe de bisturí y con un fuerte compromiso político. Firme defensora del partido demócrata, y especialmente de sus iniciativas de protección de medio ambiente, apoyó a Wesley Clark como candidato a presidente de los Estados Unidos y a John Kerry en las elecciones presidenciales, ambas sin mucha suerte. Aunque actualmente está soltera también le ha dado una nueva hermana a su adorado primogénito, al adoptar a una niña china de nombre Daisy True.

Love you, mom. #mamasday

Una foto publicada por Jack Quaid (@jack_quaid) el

Todo este drama familiar, lejos de afectar a Jack, le ha convertido en un joven con un fuerte sentido del humor que no duda en hacernos reír a través de su cuenta de Twitter @JackQuaid92, con sus peculiares fotos de Instagram y, sobre todo, con su canal de vídeos 'Sasquatch Comedy’ donde sube un vídeo nuevo todos los miércoles.
Jack Quaid estudió Arte dramático en el Ala del Teatro Experimental de la Universidad de Nueva York e hizo sus primeros pinitos con el cortometraje ‘Sitting Babys’ y ‘Just 45 Minutes from Broadway’. Pero fue su papel como Marvel, uno de los jóvenes condenados a matar para sobrevivir en ‘Los Juegos del Hambre’, el que le abrió las puertas de la fama y su rinconcito en las carpetas de las adolescentes, junto a Josh Hutcherson y Liam Hemsworth.
Hubo quien lo comparó entonces con el mismísimo Robert Pattinson, y aunque esto no deja de ser algo exagerado lo cierto es que Jack está demostrando un gran talento ante la cámara. De hecho entre sus próximos proyectos hay dos cortos, una serie de televisión y la superproducción ‘Ithaca’ donde vuelve a trabajar con su madre y con el mismísimo Tom Hanks.
jack
También tiene pendiente de estreno ‘Aberrant’ un thriller de misterio en el que comparte cartel con Jennifer Blakeslee, otra joven promesa del cine con quien últimamente comparte también muchas actividades en su tiempo libre…
Alto, musculoso y bastante payasete, Jack Quaid no deja ni por un momento de disfrutar de la vida junto a sus amigos, con su perro (al que le está enseñando el arte de la comedia) y de toda la oferta de ocio de la Gran Manzana. Quizá por eso, el muchacho puede hacer cosas tan diversas como luchar con una lanza contra Katniss Everdeen para entretenimiento del Capitolio como bailar de principio a fin el famoso tema de Beyoncé ‘Single Ladies’.
Entre sus aficiones destacan los juegos de vídeoconsola (hasta el punto de colaborar para el desarrollo de uno ambientado en el universo de Tolkien) y ‘Futurama’, serie a la que honra por sacarle una sonrisa en cualquier momento. Y es que la vida está para disfrutarla y con esta máxima a Jack le espera un éxito más que seguro.