Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Te has ‘pasao’ de ‘mazao’

cachasTon Vilanova
Justin Bieber nos sorprendía el otro día en Twitter con toda una colección de músculos, luciéndolos orgulloso pero, ¿le sienta bien estar tan cachas a Justin con esa cara de chavalillo? Poco queda del ‘Baby baby’ aquel entre los tatuajes y las venas bien marcadas. Una cosa es estar en forma y otra vivir en el gimnasio, y esto no lo decimos sólo por él, que quede claro.
"Yo y mi entrenador", así presentaba Justin Bieber a sus fans los resultados obtenidos tras largas sesiones de gimnasio y una dieta rica en proteínas. El artista canadiense siempre lo ha dicho: "He estado trabajando en el gimnasio, poniéndome grande, intentando estar sexy para las chicas". Pero, ¿realmente las chicas quieren a un chico tan “mazao”?

Miren por ejemplo el caso de estos dos “niños prodigio”: el primero de ellos (arriba), Aaron Carter. El hermanísimo de Nick de los Backstreet Boys saltó a la fama como cantante y ahora bien podría ponerse a dar mamporros en una de artes marciales. Un poco grimoso. Caso similar al de Jonathan Lipnicki, que nos robó el corazón como monería de niño en ‘Jerry Maguire’ y que ahora luce orgulloso su ‘six pack’… aunque la cara no corresponda con el cuerpo.

Al igual que Justin Bieber, Nick Jonas ha usado las redes sociales para presumir de bíceps, tríceps, pectorales y demás músculos desarrollados. Más le valdría pasar menos horas en el gym y atender a sus hermanos, que hay un cisma familiar tremendo… Otro que se pasea por las redes sociales ligero de ropa es Cody Simpson, que luce cuerpo de nadador australiano: hasta en eso tiene que competir con Bieber.

Exigencias del papel, Taylor Lautner dobló su fisionomía para ser el licántropo que rivalizaba por el amor de Bella con el sexy pero algo tirillas vampiro Edward. Muchos fans de la saga preferían al Jacob de las primeras pelis y no tanto “muscle”, demasiado hinchado.

¿Estamos en contra de los hombres cachas? NO, y no sólo por el miedo de cruzarnos con uno de ellos a la vuelta de la esquina y que nos aplaste con su fuerza titánica. Estamos en contra de la cuerpos hipertrofiados, sobredesarrollados, no acordes. Nos gusta la fibra, o en todo caso, Mario Casas.

No es el único. A tipos como Henry Cavill, Chris Evans o Chris Hemsworth les queda estupendamente esos músculos herculíneos con esas caras de leñadores de los grandes bosques del Norte que parecen nacidos con los pectorales de serie. Una demostración de fuerza que además suman a unas buenas interpretaciones (en la mayoría de los casos).
La adicción a la mancuerna no entiende de sexo y además de nuestras adoradas Madonna o Sarah Jessica Parker, conocemos algunos cuerpos de lo más trabajados que a veces resultan excesivos. Véase el de Cameron Diaz, capaz de participar en los mismísimos JJOO en la categoría de halterofilia… o el de Jessica Biel, que coge en brazos a Justin Timberlake para hacerse unas repeticiones. Tremendo.

Allá cada cual con su body, pero no lo hagáis para gustar a las chicas porque se corre el peligro de llegar a ex presidente así. Venga Justin, tómate “a relaxing cup of coffee” y descansa un poco de tanto gimnasio.