Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¡Pon una Jennifer Lawrence en tu vida!

espaldaTon Vilanova
Tiene un Oscar, un Globo de Oro, tropecientos premios más, trabajo para dar y regalar y lo mejor, ¡está soltera!. Donde otros ven la maldición de los Oscar, yo veo una oportunidad… para escribir sobre cómo conquistar a Jennifer Lawrence, la novia enrollada de América y la mejor amiga (imaginaria) que cualquier chica quisiera tener. Advierto: no es una chica del montón y sus modales son cuanto menos cuestionables.

Soltera pero con “mejor amigo”
En enero, cuando la fama de JenLaw estaba por los cielos, saltó la noticia: Jennifer Lawrence ponía fin a su relación con el también actor Nicholas Hoult. Ya os hablamos de ellos en Diviniteen, eran una de las parejas más ‘cool’ de Hollywood pero la distancia y el trabajo ha podido con ellos. Eso sí, Jen ha declarado que él sigue siendo su mejor amigo. ¿Serías capaz de vivir con la sombra de un ex? Si es así, sigue leyendo.

Enganchada a Bradley Cooper
No sólo ha sido su “pareja de cine” en ‘El lado bueno de las cosas’, además Bradley Cooper (37 años) se ha convertido en su mejor compañero. Juntos los veremos en ‘Serena’, un folletín de época sobre un matrimonio que se carga a todo el que se le pone delante. Pero es que también estarán en el uno delante del otro en el nuevo proyecto de David O. Russell, esta vez porque JenLaw se ha puesto cabezona y ha convencido al actor, ¿no será que aquí hay tomate?
Mi BFF (Best Friend Forever)
Sí hay tomate, pero para sus amigas. La simpática de Jennifer quiere que Bradley se líe con una de sus colegas: “Siento que todo lo que he estado haciendo últimamente es tratar de juntarlo con alguien. Al final, acabé por decirle a Bradley: '¿Sabes qué? Me voy a ahorrar tiempo y te voy a dar un álbum con las fotos de mis amigas, para que simplemente lo ojees y elijas tú mismo, porque esto ya me está cansando'", bromeó para MTV. Suertudas.

Pero entonces, ¿tiene novio? 
Descartado Nicholas y Bradley, ¿cómo está el cuore de la Jenni? La respuesta más probable es… LIBRE. Nada más ganar el Oscar se largó unos días a Hawaii (con su hermano, no asustarse) a descansar y tomar un poco de aire para abordar su próximo desafío. Tiene por delante rematar la segunda parte de ‘Los juegos del hambre’, un filme muy exigente a nivel físico para el que Lawrence necesita estar al cien por cien. Y no, con sus compañeros en esta peli, nada de nada. Le deja a Liam a Miley Cyrus y prefiere que Josh coquetee con Selena Gomez.
Siempre tiene hambre
Y no es porque sea la prota de sus “juegos” sino porque aquí mi prima de Kentucky está todo el día con una burguer en la boca. “Soy adicta a la comida basura” y “Mi mejor momento del día es el de la comida” son dos de sus perlas (engrasadas). “Para Hollywood, soy obesa” confesó para la revista Elle, cosa que le preocupa menos que romper un Dior en una entrega de premios. "Jamás voy a matarme de hambre para un papel. Y no quiero que las niñas pequeñas piensen "oh, quiero ser como Katniss, así que hoy me salto la cena". Quiero tener un aspecto sano y fuerte, no delgado y malnutrido". 

Le gusta el morapio
No sólo es amante de la “buena” mesa, además se pirra por una copita a tiempo. Buen ejemplo de ello, la tanda de chupitos que se tomó tras hacerse con el Tío Oscar y antes de enfrentarse a los medios de comunicación. Y a Dios gracias, porque fue sin duda una de las ruedas de prensa más desternillantes de la historia de la Oscar. “¿Que qué ha pasado con mi caída? ¡Mira mi vestido! Intenté subir unas escaleras con este vestido, eso es lo que ha pasado”, aseguró entre risas. “¿Que qué pasó por mi cabeza cuando me caí? Pues una palabra muy mala que no puedo decir, y sí, empieza por F”. Imaginaos las caras de los periodistas O_o

Es bastante friki
Si todo lo que te hemos contado hasta ahora te parece de chica normalita, toma nota de lo que viene. Su ídolo ‘ever’ es John Stamos, más conocido como el tío Jesse de ‘Padres Forzosos’… un señor bastante casposillo. Además, se sabe los diálogos completos de la película “de culto” ‘Dos tontos muy tontos’ con Jim Carrey y Jeff Daniels. Uno de sus primeros papeles fue en la serie ‘Monk’ haciendo de mascota de un equipo femenino de baloncesto, haciendo bailecitos ridículos… movimientos que repitió cuando se enteró que Hugh Jackman se había levantado a ayudarla tras su caída en los Oscar. En otras palabras, a veces se comporta como un tío (en el cuerpo de una rubia explosiva).
No es una engreída
A pesar de haber ganado todos los premios de este año, Lawrence no se cree la reina de Saba. De hecho, cree que su profesión es una auténtica idiotez. : "No es por ser maleducada, pero actuar es estúpido. Todo el mundo está en plan ¿"cómo mantienes la cabeza en su sitio? y yo pienso ¿quién podría volverse arrogante? No estoy salvando la vida de nadie. Hay médicos que salvan vidas, bomberos que corren hacia casas en llamas. Yo hago películas. Es estúpido", declaró para Vanity Fair.

Chica de anuncio
Como es lógico y tras la gran sobreexposición pública de estos meses, las marcas de moda se rifan a la actriz. Los primeros en dar el golpe han sido los jefes de la maison Dior, que ha elegido a Jennifer como nueva imagen de Miss Dior, los bolsos de mano más deseados por las celebrities. Al ver las fotos del reputado fotógrafo de moda Willy Vanderperre, la muchacha no se mordió la lengua: "Oh Dios mío!... No se parecen a mí en absoluto!. Pero me encanta el PhotoShop, más que nada en el mundo".
Hazle un gran regalo
Visto lo visto, hay muchos regalos que conquistarían a JenLaw en la primera cita: una botella de buen tequila, un ordenador con licencia de PhotoShop, la colección de las mejores-peores comedias de Jim Carrey, un buffet libre, una cámara para hacerles fotos a sus amigas… o el sujetador que llevó en ‘El lado oscuro de las cosas”. No es una locura , está a la venta. 3.175 dólares es su precio. Claro que no sé si ella valorará igual que los demás sus propios sujetadores, pero gracias a él se llevó la estatuilla, es de suponer que no le gustará que caiga en manos de cualquiera.