Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Son hijos de futbolistas famosos y quieren ser futuras estrellas

Raúl GonzálezTon Vilanova
Beckham, Zidane, González, Mourinho, Futre, Buyo… esta no es la alineación de un partido del pasado, nada que ver, es una alineación con mucho futuro. Los hijos de los grandes cracks del fútbol se preparan para alcanzar (y si pueden superar) a sus progenitores y dar nuevas alegrías a este deporte que siempre se ha nutrido de grandes sagas. ¿Quieres saber dónde juegan y cómo se les da esto de darle al balón?

Hace unos días os hablaba de Enzo Zidane, el apuesto juvenil del Real Madrid C que empezaba a abrirse un hueco en el mundo del fútbol. Su apellido, imposible de obviar, centra en él más focos que en el resto de sus compañeros de equipo. Sus hermanos Luca, de 15, y  Theo, de 11, viven en una situación similar. Una dicha (o desdicha) con la que tiene que lidiar los Zidane y otros ilustres apellidos que se reparten por las principales canteras del fútbol mundial.

No es fácil llamarse Brooklyn (14 años) y ser el hijo de David y Victoria, pero el mayor de los Beckham tiene claro que lo suyo es seguir los pasos de su exitoso papa. No, no hablamos de diseñar una colección para H&M y posar con ella; él quiere meter centros al área y tirar faltas directas a gol. Formado en la cantera de Los Angeles Galaxy, Brooklyn llegó a Inglaterra para jugar con el Chelsea pero ha sido uno de los grandes fichajes del Queen Park Ranger para esta temporada. Además, ha sido convocado por la selección inglesa Sub-13, así que mal no se le tiene que dar.

Del que hablan maravillas es de Jorge González, de 13 años. El hijo mayor del recién homenajeado Raúl González y Mamen Sanz es un delantero hábil e inteligente, como su padre, que ha dejado grandes momentos en Fortuna de Dusseldorf (cuando Raúl jugaba en la Bundesliga). Hugo, el segundo, despunta a sus 11 en la categoría alevín. Como a los gemelos Héctor y Mateo y la pequeña María les de por el balompié, la casa de los González va a parecer Valdebebas.

En peores se ha visto el hijo de Mourinho cuando jugaba de portero en los juveniles del CD Canillas. José Mário Jr trajo de cabeza a su terco papá, que incluso pensó en ponerle seguridad privada por los tremendos insultos que recibía en los partidos de fútbol. Una situación bastante desagradable para el chaval, ¿qué culpa tendrá él de las decisiones polémicas de su padre?

Ya jugando como profesionales encontramos a otras promesas con apellidos legendarios. Tal es el caso de Rafa Alcántara (20 años), también llamado Rafinha, flamante fichaje del Celta de Vigo e hijo de Mazinho y hermano de Thiago (actualmente en el Bayern Munich de Guardiola).  De Denís Chéryshev (22 años) se espera mucho en el Real Madrid y en la selección rusa, no obstante es el hijo del ex delantero del Sporting de Gijón Dimitri Chéryshev y una de las estrellas del Real Madrid B gracias a su velocidad como extremo.

En Brasil están ansiosos porque los hijos de Bebeto, Rivaldo y Romario den la campanada y se asemejen, aunque sea mínimamente, al tremendo juego de sus padres. De momento el que mejor pinta tiene es Mattheus Oliveira (19 años), hijo de Bebeto y mediapunta del Flamingo y de la Sub-20 brasileña. Rivaldinho (20 años) juega de 9 en el juvenil del Corinthians y Romarinho (18) marca goles en el Brasiliense después de que su padre se cabreará con el Vasco de Gama porque lo tenía sentado en el banquillo.
No todos llegan a estrellas, también sería, pero siguen disfrutando del fútbol. Fabio Futre, de 22 años, lo hace como extremo en el Cádiz B. La portería rival es el objetivo de David Buyo (21 años), que sube la banda a toda velocidad en el CD Puerta Bonita tras formarse en las inferiores del Real Madrid. Adrián González (hijo de Michel) espera que este sea su año en el Rayo Vallecano tras su paso por la división de plata con el Racing de Santander.

Y hay más… manténganse atentos de Milan Piqué, Enzo Gutierrez (Guti Jr), Thiago Messi o Cristiano Ronaldo Jr, tienen genética goleadora y sus papás harán todo lo posible para que sean sus dignos herederos.