Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

JW Anderson, el 'Billy Elliot' de la moda, ficha por Loewe

JW AndersonTon Vilanova
“Estar enamorada es algo superguay", “es un rollo esto de hacerse mayor”… que grandes chascarrillos nos dejó la publicidad de Loewe con los hipsters. Una modernización de la marca de lujo española, fundada en 1846, que ahora se consuma con el fichaje del niño prodigio de la moda internacional, el norirlandés JW Anderson. El diseñador ya es el favorito de 'it girls' como Alexa Chung, Rita Ora o Pixie Geldof, aunque en realidad él siempre quiso ser una estrella del cine.

“Por su conocimiento de todas las facetas del proceso creativo de una marca, y por su capacidad para transformar la tradición en una visión excitante para el presente, Jonathan Anderson es perfecto como Director Creativo de Loewe". Son palabras de Pierre-Yves Roussel, presidente y consejero delegado de la división de moda de LVMH, el encargado de hacer uno de los nombramientos que más ha sorprendido al mundo de la moda. Jonathan William Anderson, más conocido como JW Anderson, sustituye a Stuart Vevers en Loewe, tras su dimisión en el mes de junio para ponerse al frente de la firma de accesorios Coach.
Un acuerdo ciertamente estimulante, pues no sólo se pone al frente de una de las casas de lujo con más solera a nivel internacional, sino que además le permite seguir manteniendo su marca dentro del grupo LVMH, uno de los más importantes del mundo. "El proceso que concluye con este excitante acuerdo ha sido para mí natural”, asegura el modisto.

Lo cierto es que Anderson no iba para diseñador pero la moda se cruzó en su camino. Nacido en las húmedas tierras de Irlanda del Norte en 1984, su destino estaba muy lejos y como en la película de 'Billy Elliot' luchó desde muy niño por su sueño. Con apenas 18 años se mudó a Washington para estudiar en la renombrada escuela de interpretación Actors Studio. Su sueño era subirse a las tablas y meterse en la piel de otros. En su segundo año, fue el encargado de vestuario de la obra ‘Sueño de una noche de verano’, de William Shakespeare, y ahí se enamoró de la moda para siempre.
Se trasladó al London College of Fashion y en 2008 comenzó su carrera diseñando moda masculina con su propia firma, JW Anderson. Pronto comenzó a llamar la atención de las grandes marcas y a colaborar con ellas. Ha realizado varias colecciones para la marca low cost británica TopShop, ha participado en los diseños de Prada y se encargó de la colección juvenil Versus, sucediendo a Christopher Kane en el atelier de Donatella Versace.

Un niño mimado no sólo por sus compañeros sino también por la prensa especializada. "Tiene la cantidad justa de rareza para hacerse deseable", recoge Vogue en sus páginas. Anna Wintour, la suma sacerdotisa de la revista en su versión americana también le ha dado el visto bueno. En sus vitrinas cuenta además con el British Fashion Conneil, destinado a jóvenes talentos.

Actualmente trabaja en Londres, donde está la sede de su firma y donde presenta sus colecciones; no sabemos si se vendrá para Madrid como su antecesor o trabajará a distancia desde la ciudad del Tamesis. Lo que está claro es que marcará un antes y un después en Loewe con sus jerséis oversized, sus piezas de esencia unisex y su querencia por el underground.
Estos patrones le han convertido en el favorito de las 'it girls' británicas, que se disputan sus prendas como si les fuera la vida en ello. Alexa Chung ha declarado en más de una ocasión que es su diseñador fetiche y siempre que puede lo demuestra luciendo sus modelos en el front row o en sus street style.

Otras reinas del estilo que confían en JW Anderson son las cantantes Rita Ora o Rihanna, la actriz Rooney Mara o las celebrities Pixie Geldof, Leigh Lezark y Daisy Lowe. Como puede ver, todas ellas perfectas para protagonizar una nueva campaña de Loewe hablando de lo bonita que es la vida cuando se es estupendo de la muerte.