Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Guía práctica para pop stars de cómo tratar una lesión en las redes sociales

lesionadosTon Vilanova
Los famosos les han jurado a las redes sociales amor para la vida eterna, en la salud y en la enfermedad. Precisamente de esos pequeños achaques vamos a hablar, porque no hay nada que le guste más a un ídolo que subir sus fotos en el hospital, con muletas o en silla de ruedas. Lo más interesante son los intentos para no perder ni un ápice del glamour que les rodea, aunque duela.
Ya habéis visto a Justin, que se desmayó en un concierto pero que tardó cero coma en hacernos saber a todos sus fans que sus abdominales seguían ahí, intactas, por mucho que estuviera ingresado en el hospital. Algo peor cara tiene Jason Derulo, que con el collarín no puede ni sonreír. Ser famoso perjudica seriamente la salud.

Las hay como Rihanna que dan hasta la última gota de sangre en sus conciertos, tal es así que se queda más seca que la mojama y necesita que le pongan unas vías para recuperarse. Ojito con las uñas de la pantera de Barbados, como para llevarle la contraria. En este mismo apartado de lesiones sin cara nos encontramos a Demi Lovato, mitad mujer mitad Cyborg.

Hay muchas formas de lucir muletas pero pocas con tanto arte como la cantante británica Jessie J, a conjunto del modelazo o incluso aún más brillantes. Más mala pata tuvo Kristen Stewart en los Oscar, que quiso disimular su lesión en la alfombra roja de los Oscar y al final todo el mundo pudo ver como muletas y palabra de honor no son los mejores amigos.
 
"Aquí la elegancia la pongo yo", Lady Gaga hace suya la frase de la sencilla Inma de GH y se hizo fabricar una silla de oro de Louis Vuitton para su convalecencia caderil. Su salida del hospital fue digna de actuación en los MTV. Aunque para estupenda Mariah Carey: nunca un hombro dislocado tuvo una melena tan perfecta con la que competir. ¿Las batas de hospital? Eso es para pobres, ella luce escote y lycra, que para algo es Mimi.
 
Rematamos con Miranda Cosgrove que como ya sabéis es un poco envidiosa y cuando vio lo que molaba poner unas muletas en Twitter se sumó a la moda como una loca, eso sí, disimulando y poniendo al perrito por delante. ¡Siempre te pillamos Miranda!