Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Matt Woodhouse, con y sin calzoncillos

Matt WoodhouseTon Vilanova
En Diviniteen nos encanta que los diseñadores nos sorprendan con nuevos modelos, y la tendencia parece ser que nos los enseñen como Dios los trajo al mundo. Los gemelos Caten, más conocidos como Dsquared2, nos presentan en esta ocasión a Matt Woodhouse. Británico de 19 años, fue descubierto mientras trabajaba en una tienda de Abercrombie & Fitch en Londres y que hoy es uno de los modelos másculinos con mejores credenciales.

Juntar a Dsquared2 y al atrevido fotógrafo Steven Klein en una misma campaña e intentar que esta pase desapercibida es casi imposible. Si además hablamos de la línea de ropa interior y ponemos de modelo a Matt Woodhouse, esta claro… ¡se merece un artículo en Diviniteen!

19 años tiene el muchacho, nacido el 2 de julio de 1992 en Londres, y aficinado al golf, al fútbol –su equipo preferido es el Arsenal, donde ahora juega Ozil- y a los animales. Aunque lo que más rabia nos ha dado al ver su Twitter (@mattwoodhouse) es descubrir que tiene novia, una monada llamada Ellie Clarke que debe estar bien orgullosa del carrerón de su boyfriend.

Matt o Woody, que es como le gusta que le llamen, no lleva mucho en la moda pero se está convirtiendo en el favorito de diseñadores como Calvin Klein (que tiene predilección por los jovencitos rubios, como ya sabemos) o Ermanno Scervino, para el que también ha posado en ropa interior… tiene predilección el chico por enseñar ‘six-pack’. Lo curioso es que su primer trabajo para la moda no fue como modelo, sino como dependiente. Cuando trabajaba en el Abercrombie & Fitch de Oxford Street en Londres, un cazatalentos de su agencia de modelos lo fichó, dándole la oportunidad de su vida.

Su 1,88m de estatura no pasan desapercibidos en el backstage, donde es el embajador de la nueva hornada de modelos británicos, todos ellos dignos herederos del tremendo David Gandy, al que el mismo Matt admira y llama “Don”.
Matt adora también a sus padres, que le acompañaron en uno de los días más importantes de su vida: cuando se graduó en la Universidad de Bristol. No siempre puede estar con ellos y con su hermano –más conocido como "el simpático"- pero les manda recados por las redes sociales para que sepan que no se olvida de ellos.

Como cualquier chaval de 19 años le va salir de fiesta con sus amigos, tomar alguna copa y divertirse por la noche. Pero con control, él sabe mejor que nadie que el gym es su segunda casa y parte fundamental de su trabajo, así que se da buenos machaques entre las máquinas.

De su rostro (¿aún no os habías fijado en su cara?) destaca su prominente mandíbula y sus ojos verdes, aunque Dsquared cubran uno de ellos con un fetichista parche. No es lo único que invita al erotismo en el vídeo de la campaña: gorras y botas de cuero, calzoncillos que se bajan demasiado, juegos de luces… Matt, querido, con esta campaña de verdad que nos has impactado.