Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Modelos rechazadas por ser demasiado…

DemasiadoTon Vilanova
El mundo de la moda puede ser fantástico pero también muy cruel. Que se lo digan a Jourdan Dunn, una de los ángeles de Victoria’s Secret que fue rechazada por Dior en la semana de la Alta Costura parisina por tener "demasiado pecho". No es la única top model que ha tenido que quedarse a las puertas del desfile por sus excesos, pero también por sus defectos.
“¡Acaban de cancelar mi participación en el desfile de Dior por mis pechos! Amo la moda”, twiteaba @missjourdandunn la semana pasada, impotente, sin poder lucirse en la Alta Costura de Dior en Paris. El físico es lo que cuenta para subirse a la pasarela e igual que a veces te convierte en un ángel de Victoria’s Secret o en la cara de Burberry, te puede dejar fuera de un pase o un reportaje fotográfico.

Tampoco le pilla de nuevas, su amiga Cara Delevingne se la vio y se las deseó para comenzar en la moda. Su 1,73 hicieron que fuera “demasiado bajita” para llevar los vestidos de Marc Jacobs en su día. Y mírala ahora, que está hasta en la sopa.

La sorpresa de Jourdan Dunn tenía explicación: “Normalmente me han rechazado por mi color de piel, así que ser excluida por mis pechos es una cuestión menor'”, declaraba la top model. No es la primera maniquí de color que denuncia esta injusticia; Chanel Iman (imagen superior) aseguraba en una entrevista a ‘The Times’ que había recibido comentarios del tipo: "Ya hemos encontrado una mujer de color, ya no te necesitamos". 

La piel, el pecho… y como no, el peso. La báscula ha sido motivo de polémica en todas las pasarelas internacionales, por demasiado delgadas o por tener demasiadas curvas. La propia Victoria’s Secret no se pone del todo de acuerdo. Rechazaron a Kate Upton (imagen superior) por ser “demasiado sexy” pero amenazaron también con quitarle el contrato a Candice Swanepoel cuando perdió unos kilos de belleza.

La propia Gisele Bündchen, que nadie duda que es una de las mejores tops de los últimos años, cuenta que fue hasta 42 veces rechazada por agentes de moda en Brasil cuando tenía 17 años. A la 43 fue la vencida, a Dios gracias.

Hablamos de lo físico pero también lo “humano” son motivo controversia para los diseñadores a la hora de rechazar chicas. Kate Moss perdió millones de euros en contratos con Burberry o H&M cuando se publicaron sus fotos esnifando cocaína, aunque supo reponerse y volver al candelero. La modelo italiana Vanessa Hessler se vio repudiada por apoyar al régimen libio, a sabiendas que había tenido una relación con el hijo de Gadafi. 

Pero el drama no es exclusivamente femenino, también sería. Chicarrones de la talla de David Gandy sufrieron en sus carnes la negativa de las marcas, en su caso por estar “demasiado cachas” cuando se llevaban los modelos más escuálidos. Hoy esos músculos levantan los suspiros de medio mundo cuando sale del mar en turbo blanco en el celebrado anuncio de ‘Dolce & Gabbana’.